Para esa persona que me cuida desde el cielo.

0
648

 “Para ti”

Y es que ninguna palabra es adecuada para descubrir cómo me siendo ahora que ya no estas aquí.

Te extraño, te extraño tanto, pero sé que desde tu cielo me miras, me cuidas, me guías.

Extraño muchas cosas de ti, tu sonrisa, tus chistes malos y tus historias de vida, tu sazón, tu fe, tu alegría, esa manera tan natural de dibujar sonrisas en mi rostro, hacerme olvidar mis enojos y enseñarme a disfrutar cada día.  Como siempre decías, “Mejor sonreír que la vida en un suspiro se va”

parents

Y es que es justo en estas fechas, es   cuando más me pega la melancolía, mirar tu lugar vacío en el comedor, ese que aun mantenemos intacto como todos los recuerdos que me dejaste, que nos dejaste.

Fuiste de esas personas que dejan huella, de las imborrables, de las insuperables. Tu casa conserva en cada rincón tu esencia, tu perfume; es como sentir entre nosotros tu presencia, y resulta tan triste ya no escuchar tu risa escandalosa, tus consejos, no poder mirar más tus pequeños  ojos negros.

Me gusta pensar que aún me escuchas, que eres tú quien me impulsa cuando he tenido un mal día, que aparecer en mis sueños, es tu forma de comunicarte, tu medio para hacerme saber que sigues conmigo, que no me debo rendir, que es preciso luchar.

Si, sigues siendo energía, y sé que nunca me abandonarás.

Quiero que sepas que te dedico cada triunfo, cada logro, que mis buenas acciones son pensando en ti, en el orgullo que me gustaría hacerte sentir.

Seguiré esforzándome todos los días por ser feliz, por ser como tú y saber disfrutar la vida, para que cuando llegue el momento de partir junto a ti, no exista nada de lo que me deba arrepentir.

Gracias por cuidarme y ser ese ángel que me guía

grand mon

Con todo el amor del mundo,

“Quien más te quiere, quien jamás te olvida“.