Jamás cruces las piernas al sentarte, Mira lo que te puede pasar.

0
1017

Por coquetería o por comodidad, el acto de sentarnos con las piernas cruzadas, es decir una rodilla encima de la otra, es algo sumamente común, las chicas, se ven sensuales, les sale lo coqueto y además es cómodo, los caballeros, por su parte, es un acto casi instantáneo, repito es extremadamente cómodo.

Pero lo que nadie nos dice, es que permanecer sentado por mucho tiempo con las piernas cruzadas, debería ser considerado como un deporte extremo de alto riesgo para la salud. ¿Quieres saber porque? Sigue leyendo que ya te cuento.

cruzadas

De entrada, el permanecer mucho tiempo con las piernas cruzadas, resulta un serio problema para la correcta circulación sanguínea, pues este choque espontaneo de rodilla contra rodilla, hace que el flujo normal de las venas se vea afectado cuando se tiene esta posición, pues la sangre al no tener un flujo continuo y normal, se regresa hacia el tórax, por ende, hay más presión en donde no debería haberla y falta en donde debería estar. Así que de hacerlo seguido, seguro unas venas moradas muy notorias llamadas varices van a instalarse en tus piernas. Son antiestéticas y a veces dolorosas.

Ahora la espalda:

Cuando cruzamos las piernas para sentarnos resulta que lo que hacemos es recargas todo el peso hacia un solo lado, esto obliga a la columna a no hacer su función correctamente y todo ese tiempo en que nosotros estamos  “cómodamente” sentados, ella se la pasa luchando para poder soportar todo tu peso en una sola dirección, la carga esta mal distribuida y solo la columna lidiará con eso.

Evitar sentarte así puede lograr que jamás sufras de dolores de espalda y problemas más serios como la esclerosis.

piernas

Abusar de esta postura, también a la larga, logrará sacar de su eje a la cadera, es decir, podaras cambiar su acomodo correcto y normal, pues el muslo estirado  recargado hacia un solo lado, ligeramente hará que la cadera cambie de posición.

Así deberíamos sentarnos siempre.

La forma correcta para sentarnos, es mantener la espalda recta, pegada lo más posible el respaldo del asiento, no dejar caer los hombros al frente eso te creará una enorme y fea joroba, las piernas deben estar como si fueras a hacer una sentadilla, ligeramente abiertas a la altura de los hombros, convencionalmente estíralas relajadamente par que tu cuerpo descanse y esté confortable.

sentardo

Al principio no te parecerá una manera muy cómoda para permanecer sentado, pero eso solo es porque tienes predestinado a tu cuerpo a ciertas posturas.

Comparte esta infomación y evitemos desde ahora esa postura para mejorar la salud.