Para mi papá… el hombre que me hizo pero no me quiso.

0
2277
portada

Mi vida no es tan distinta  las del resto de las chicas de mi edad, estudio, ya tengo edad para trabajar medio tiempo y ayudar a mi madre con las cuentas, tengo  muchos amigos, mi novio, y hoy, mi madre me dijo que viniste a buscarme, que rogaste por verme, ella muy elocuente, mucho más que tú, dijo que lo consultaría conmigo primero, pues ya soy mayor de edad, y a decir verdad mi mamá no elige por mí, ella me enseñó a hacerlo por mí misma. Y bueno me dijo que “MI PADRE” vino a verme, me dijo que estabas lleno de remordimientos, y miedos, que traías la cola entre las patas pues, y sabes, le pedí que te entregará esto por mí. Te escribí una carta, es todo lo que tengo para ti.

letter

Papá.

No sé cómo luces, espero no parecerme a ti pues dicen que soy idéntica a mi madre, no sé cómo te llamas, y la verdad no quiero averiguarlo, no sé los motivos que hayas tenido para dejarme a mí y a mi madre cuando supiste que iba a venir, y ¿sabes? Tampoco me importa. Creerás que es una carta para reprocharte cada día que no Has estado conmigo pero en realidad no es así… solo quiero decirte que  TE PERDONO.

Y en realidad estas palabras son por y para ti, te perdono, para que puedas seguir sin mí como hasta ahora, lo cierto es que fui a mi primer día de clases sin ti, entré de la mano de mi madre, termine la primaria y la secundaría sin problema, alguna vez te mandaron llamar por alguna conducta inconveniente de mi parte, pero mi abuelo siempre saco la cara por mí, entre mi abuela y mi madre, tienen toda una galería de recuerdos de cada una de ms presentaciones, ellas se visten de orgullo cuando me miran, ese orgullo que pensé alguna vez vería en tu cara, pero sabes, a poco más de la mitad de mi carrera universitaria, nunca me ha hecho falta, y no lo necesito ahora.

grandpa

En la primaria son muy crueles ¿sabes?, y ahí fue donde me caló un poquito tu ausencia, pues me preguntaban por ti, que por que no te tenia a mi lado, y una vez, me preguntaron, que fue lo que hice para que mi padre no me haya querido, eso me dolió, pero a mi corta edad de 8, pude responder en automático, el cobarde fue el, el que se equivoco fue él y no yo…

Lejos de reprocharte te perdono y agradezco, pues jamás sentí tu ausencia, jamás fue limitante para mí el no tenerte, jamás me tire en una esquina llorando preguntándome porque n estuviste para presentarte a mi novio, par que tú me regañaras cuando baje mis notas, para que me enseñaras lo que un padre hace en la vida de una chica, no lo hice, y sabes por qué, mi abuelo siempre estuvo ahí, tomando tu mi mano en tu lugar, él nunca me hablo mal de ti, en realidad nunca fuiste parte de nuestras largas charlas.

Quiero que recuerdes una cosa, y que la recuerdes siempre, tu no arruinaste mi vida al irte, no me llenaste de dolor y de rencor por tu ausencia, por el contrario, soy una mujer plena, completa, feliz, te digo esto porque por duro que se escuche, no te necesite cuando era una indefensa niña, no lo hago ahora que madure sin ti, sigue tu vida, y no vengas con arrepentimientos que simplemente no valen la pena.

happy

Sinceramente espero que hayas encontrado la dicha y la felicidad en tu vida, deseo que seas feliz como yo lo soy.

Cuando leas esta carta, quiero que te des cuenta que tú decidiste perderte la oportunidad de conocerme, no vengas a buscarla ahora… no es rencor, es justicia.

Te perdono por irte, por no estar, por no ser, bueno te perdono por ser ese hombre que me hiso pero jamás me quiso.

Atentamente:

La hija que hiciste pero ya no te necesita.