Cuando llegó a este mundo ella pesaba apenas 500 gramos…¡Pero esta historia tiene más que contar!

0
569

¿Recuerdas la historia que a muchos nos contaron de niños, en que una pequeña que tenía el preciso tamaño para vivir dentro de un tulipán? Pues el año pasado en Inglaterra nació una nena que bien podría ser esta pulgarcita que nombra la literatura, pero ella es de carne y hueso y nos deja una gran lección de vida, ¿quieres saber su historia? Sigue que ya te la cuento.

Su nombre es Pixie Griffith Grant, con ayuda de una oportuna cesárea practicada apenas cumplidas las 28 semanas de gestación. Cabía perfecto en la palma de mano de su madre. Los doctores decían que no sobreviviría.

pixie

Pixie dejó de crecer a la semana 20 de estar en el vientre de su madre, por ello adelantaron tan drásticamente el parto, ya que el bebé, debe prepararse alrededor de 39 a 40 semanas para tomarlo como normal, por lo que las posibilidades de que la pequeña Pixie sobreviviera eran casi nulas.

pixie

Aún con que nació apenas con 490 gramos de peso, ella comenzó a perderlo rápidamente, su temperatura corporal bajaba considerablemente y  los doctores no tuvieron más opción que meterla en una bolsita de plástico para poder conservarla caliente.

pixie

Fueron 18 días los que Pixie estuvo completamente aislada, ni Sharon, su madre, podía verla, pues debía estar bajo mucho y riguroso cuidado.

pixie

Sin embargo, la pequeña pulgarcita real, se aferró a la vida como una grande guerrera, en total estuvo 3 meses en incubadora, pero cuando por fin la dieron de alta, la hermosa bebé ya tenía 3 kilos y medio de peso y estaba –casi- completamente sana.

pixie

La pequeña gran guerrera paso por más de 10 procesos de transfusión sanguínea, pero ahora ya nada amenaza su salud.

pixie

« Lo que ella sobrevivió es un verdadero milagro, pero esto fue realmente difícil», — dice Sharon. El calvario vivido por esta dulce pulgarcita y Sharon su madre de 37 años fue muy dura, pero ahora ya están listas para pasar un bello Halloween, Pixie es la calabaza más bella de todas.

pixie

Pixie, sin saberlo, se encargó de recordarnos a cada uno de nosotros que sin importar lo pesado de la carga, si nos aferramos con fuerza, tendremos lo que nos merecemos, ella por ejemplo, merecía vivir, y se aferró fuerte a ella. A veces las cosas más grandes de la vida, caben en la palma de la mano.

pixie

Te ha gustado la historia de la guerrera pulgarcita Pixie, Compártela a tus amigos. Vale la pena ¿no?

Salva la vida de tu bebé mirando Porqué los bebés no deben dormir en las sillitas de viaje. a cualquiera le puede pasar, qeu no sea a ti.