Existe una razón por la que sueles morder a quien amas.

0
3795

Seguramente te ha pasado que en un derroche de energía o de algo así terminas mordiendo a tu pareja, ya sea en el hombro, la mejilla quizá más sutil en la boquita después de un cachondo besito. Lo cierto es que a veces lo haces cuando te desesperas, o cuando te emocionas o cuando nada más te dan ganas y ya, o me dirás que o te ha pasado, es algo como hasta cierto punto involuntario pero aunque no lo creas tiene cierta explicación científica.

labio

Un grupo de investigadores de la Universidad de Yale, comprobó que este es un comportamiento típico al que nombraron científicamente “AGRESIORUS TIERNORUS” o lo que es lo mismo y ya en serio, “AGRESIÓN TIERNA”.

Es una respuesta natural del cuerpo cuando tienes muchos sentimientos juntos, o gran intensidad de los mismos y se te terminan las ideas para expresarlo. Con ataque de mordidas puedes controlar tus emociones que no sabes cómo explicar, es como si de repente lloraras de felicidad o de orgullo.

Lo interesante es que esta mordida no será con la idea de hacer daño, pues como es para canalizar las emociones positivas y felices, no se presenta fuerza en la mandíbula, como si lo hicieras con ira, de hecho, es probable que muchas veces la mordida vaya acompañada de un besito al final.

Cuando el beso, la caricia o el abrazo ya no basta es cuando viene la mordida, es la manera más lógica, sana y divertida de canalizar y expresar cuanto lo amas.

cuello

Es aquí cuando le encuentro la lógica a la frase… “te quiero comer” lejos esta del canibalismo, solo es puro amor que equilibra el interior.

Entonces ya no te sientas mal, ni creas que quieres hacerle daño a tu pareja, en realidad es que lo estas amando más de lo que puedes expresar, es por eso que das mordiditas.

Deja de presumir a tu esposo en Facebook. Por tu bien lee esto…