15 cosas que pasan en la semana de finales

0
435
Exhausted student refusing to learn for being tired.

Típico: durante todo el semestre te la pasaste cotorreando con tus amigos, faltando a clases o, si acaso ibas, no le ponías atención al maestro, pero al llegar el momento de los exámenes finales te das cuenta de todos tus errores cometidos y ya no hayas cómo hacerle para aprobar. No importa si estás estudiando preparatoria, licenciatura, maestría o doctorado, la semana de finales es la temporada más difícil del semestre; es como si el tiempo se congelara y esa semana durara una eternidad. Te sientes agotado, estresado y nervioso, y piensas que pudiste aprovechar mejor el tiempo, pero ya es demasiado tarde.

Por eso ahora te traemos 15 cosas que pasan en la semana de finales:

 

  1. Como siempre, dejaste todo para el final y ahora, por todo lo que se viene, entras en una crisis nerviosa severa.

 

  1. Admítelo, no te dio tiempo de estudiar porque te la pasaste conectado en tus redes sociales.

 

  1. En vez de estudiar, pierdes tu tiempo quejándote de los exámenes finales.

 

  1. No aguantas más la presión y rompes en llanto.

 

  1. Recuerdas esas veces en las que no asististe a clases y te arrepientes.

 

  1. Planeas estudiar en tu casa con algunos compañeros, pero terminan en borrachera y cero estudio.

 

  1. Mientras estudias, te tomas un descanso de 15 minutos para ver tu serie favorita. El problema es que los capítulos duran 45 o 60 minutos, y ya entrados en calor, ves dos o tres.

 

  1. Ya no te acuerdas ni de bañarte ni de vestirte bien.

 

  1. En esas madrugadas de estudio, el café es tu único aliado.

 

  1. Pierdes la noción del tiempo; no sabes ni a qué hora te duermes (si es que duermes).

 

  1. Te das cuenta que no aprendiste nada durante el semestre y tienes que estudiar todo el programa en unos cuantos días.

 

  1. En determinado momento, te cansas de estudiar y mandas todo al carajo. #YOLO.

 

  1. Estudiaste hasta las 4 de la mañana y al despertar te ves fatal.

 

  1. Te propones: “el próximo semestre sí le voy a echar ganas”, pero sabes que será igual que este.

 

  1. Después del examen, llegas a tu casa y colapsas en tu cama.

 

Y a ti, ¿cómo te va en la semana de exámenes finales?

También te puede interesar: 9 trucos infalibles para aprobar un examen sin haber estudiado