5 maneras sencillas de arruinar tu vida

0
781

El objetivo de la existencia es alcanzar la felicidad, sentirse en plenitud y tener la satisfacción de estar bien consigo mismo. No obstante, en ocasiones nuestra autoestima es tan baja que comenzamos a boicotearnos y a hacernos daño, de manera que elegimos caminos equivocados, nos menospreciamos, nos juzgamos, rompemos el equilibrio con nosotros mismos y con lo que nos rodea, y es ahí cuando empezamos a arruinar nuestra vida.

Muchos viven su vida como si fuera una línea recta con etapas básicas donde todo se cumple conforme a un programa establecido. Esto es un error. Olvídate del estereotipo que te dice que debes graduarte, hacer una carrera o formar una familia a cierta edad. Nadie te obliga a irte a vivir con tu pareja a los 25 o a ser un profesionista exitoso a los 30.

Cada quien camina a su propio ritmo y todos tenemos derecho a retroceder de vez en cuando si necesitamos hacerlo para reevaluar algo en nuestra vida. Si crees que lo requieres, date un tiempo de descanso para plantearte qué es lo que quieres de esta vida y hacia dónde te diriges. Es lamentable que desde nuestros años escalares se nos “programa” para seguir un plan de vida determinado por la sociedad: debemos cumplir con un promedio, ser un estudiante modelo, elegir una carrera, terminarla y ser exitosos en nuestra profesión. Nos levantamos cada mañana a trabajar, incluso si no nos agrada lo que hacemos, solamente porque nos dijeron que esa es la manera correcta de vivir. Y, cuando menos lo pensamos, estamos sumidos en una rutina que nos está arruinando la vida.

Por eso, aquí te traemos cinco maneras en las que arruinamos nuestras vidas:

Arruinamos la vida al eligir a la persona equivocada. ¿Por qué nos urge acelerar las relaciones? ¿Por qué queremos estar con alguien lo más pronto posible en lugar de ser alguien? Créeme, el amor que se escoge por comodidad, que sale de la necesidad de dormir al lado de alguien, que se determina con nuestra necesidad de atención, y no con la pasión, nunca te inspirará a levantarte a las 6 de la mañana para cambiar el mundo. Debes dirigir tu rumbo hacia el amor fundamental: el tipo de relación que nos hace una mejor persona cada día.

”Pero no quiero estar solo”, muchas veces te dices a ti mismo. Pasa un tiempo en soledad. Come solo, organiza citas contigo mismo, duerme solo. Así podrás conocerte mejor. Crecerás como persona, sabrás qué es lo que te inspira, pensarás en tus sueños y convicciones. Y cuando conozcas a la persona que hará que cada célula de tu cuerpo baile, estarás seguro de ella, porque estarás seguro de ti mismo. Espera. Te pido por favor que esperes el amor, que luches por él, que te esfuerces por él porque es el sentimiento más lindo que puede llegar a experimentar tu corazón.

Arruinamos nuestra vida al permitir que el pasado la domine. Algunas cosas no suceden inevitablemente. En la vida de cada quien hay momentos difíciles: dolor, confusión, días en los cuales nos sentimos inútiles e innecesarios. Hay instantes que quedarán con nosotros para siempre, y hay palabras que nos lastiman. No podemos permitir que esos momentos determinen nuestro destino: son sólo situaciones desagradables o palabras. Si dejas que cada evento negativo en tu vida cambie tu percepción de ti mismo, empezarás a ver el mundo de manera negativa.

Dejarás ir las oportunidades y te convencerás a ti mismo de que eres demasiado tonto porque no te ascendieron hace cinco años. Dejarás ir al amor de tu vida por creer que no eras lo suficientemente bueno para tu pareja anterior y no le creerás a nadie que te diga lo hermoso que eres. Es un proceso de autodestrucción cíclico. Si no dejas ir el pasado, siempre verás el presente de manera distorsionada, lamentándote por tus fracasos.

Arruinamos nuestra vida al compararnos con los demás. La cantidad de personas que te siguen en Instagram no disminuye ni aumenta tu importancia. La cantidad de dinero en tu cuenta bancaria no afecta tus cualidades humanas, tu inteligencia o tu felicidad. La persona que tiene el doble de lo que tienes tú, no es más valiosa ni goza más de la vida que tú. Dependemos tanto de lo que les gusta a nuestros amigos, que esto nos destruye creando en nosotros una necesidad enfermiza de sentirnos importantes, estamos dispuestos a todo para crear el éxito ilusorio que luego podemos presumir en las redes sociales.

Arruinamos nuestra vida al no permitirnos sentir. Tememos hablar demasiado y decirles a las personas lo que significan para nosotros. Al demostrarle a alguien su importancia para ti, te vuelves vulnerable. Sin embargo, esto no tiene nada de vergonzoso. Hay algo mágico en los momentos en los que desnudas tu alma y dices la verdad acerca de tus sentimientos. Dile a aquella chica que ella te inspira. Dile a tu madre cuánto la quieres enfrente de sus amigos. Expresa tus sentimientos. Abre tu corazón, no dejes que se vuelva duro. Sé valiente en el amor.

Arruinamos nuestra vida al permanecer en nuestra zona de confort. Al final del día, ¿sientes alegría de vivir? Cuando nos conformamos con algo menor de lo que queríamos desde el principio, destruimos nuestro propio potencial y nos engañamos a nosotros mismos. Tal vez, el siguiente Miguel Ángel ahora está trabajando en su portátil haciendo unas facturas por la compra de alfileres porque tiene que solventar los gastos de alguna manera, o porque se siente cómodo con esto, o porque cree que es aceptable para él. No dejes que esto pase contigo. No arruines tu vida de esta manera. La vida y el trabajo, la vida y el amor, están inseparablemente vinculados entre sí. Necesitamos hacer un trabajo extraordinario, necesitamos buscar un amor extraordinario. Sólo de esta manera podremos vivir una vida extraordinaria.

En resumen, cinco consejos prácticos para evitar arruinar tu vida: debes darte tu tiempo para encontrar a la persona indicada, no permitir que el pasado te domine, no compararte con los demás, permitirte sentir y no permanecer en tu zona de confort.

Espero que esta reflexión te haya sido de utilidad.