Hombre millonario pide a su mujer ser enterrado con toda su fortuna. Mira lo que hizo ella.

0
307
entierro

El proceso evolutivo del ser humano es sencillo, Naces, Creces, Estudias, trabajas, trabajas para tener tu patrimonio del resto de tu vida, sigues trabajando para mantenerlo, si tienes mucha suerte y eres visionario además de estar preparado, te vuelves millonario, y mueres.

¿En donde dice, disfrutas lo que ganaste, o en donde está la cláusula que dice que te llevarás todo lo que hiciste en vida cuando te toque cambiar de plano?

Eso le pasó a un exitoso hombre que trabajo duro toda su vida, obtuvo una gran fortuna pero él sí hizo letras chiquitas en el contrato de la vida, mira lo que hizo y descubre si le salió.

Esta es la historia de un gran y exitoso empresario, que a lo largo de su vida trabajo duro para vivir a lo grande, solo que las reglas en el juego de la vida no los pone el y se terminó el contrato demasiado prono, no alcanzó a disfrutar un solo peso de la millonaria suma que tenía en su cuenta bancaria.

entierro

Construyó un bello hogar, con 4 hijos que se acostumbraron a vivir a expensas de él, y una hermosa esposa que si bien lo amaba, siempre estiraba la mano antes de darle un beso, por ello, antes de morir, le pidió a su mujer que le prometiera cumplir su última voluntad, aun sin saberla, ella ciegamente aceptó.

La voluntad de aquel hombre enfermo, era que al morir, fuera enterrado con cada peso que él había ganado, pues no veía justo que sus hijos jamás a prendieran a hacer nada de provecho porque siempre papi arreglaba sus problemas con dinero. Sin más, sin poder retractarse, su mujer acepto, dijo que así seria, que si quería irse a la tumba con sus millones, simplemente lo haría

El fatídico día llegó, el señor no pudo luchar más contra su terrible enfermedad y murió. En el sepelio, antes de que el lujoso ataúd se cerrara para siempre, la dolida viuda agarró una cartera y la arrojó al cuerpo.

money

Al terminar la ceremonia, una de sus amigas la juzgó de loca, le dijo que como era posible que hubiera aventado la fortuna de su esposo 6 metros bajo tierra… a lo que ella respondió.

“Le prometí a mi esposo que cumpliría su última voluntad, y eso fue lo que hice, pero antes, hice una transferencia de todo el dinero a mi cuenta, y ¡le deje un cheque en la caja para que pase a cobrarlo cuando quiera!”

 

Comparte si crees que fue muy astuta la mujer.