Diez cosas que puedes hacer para que tu relación sea realmente genial

0
206

Todas las parejas corren el riesgo de caer en la monotonía, en el agotamiento y en el aburrimiento si no se les da un cuidado apropiado. Esto sucede incluso en parejas que están muy enamoradas, pues a veces el amor no basta para sostener una relación si ambos no se comprometen a mantener la llama encendida.

La emoción inicial del enamoramiento es muy intensa. Cuando la pareja recién inicia su relación, las cosas suelen ser color de rosa, y esto es porque nuestro cerebro está condicionado temporalmente para ver sólo los aspectos positivos y soslayar los negativos. Pero el tiempo todo lo va desgastando, y tarde que temprano uno comienza a darse cuenta de los defectos del otro y viceversa, y la relación puede caer en un estancamiento del que suele ser muy difícil salir si no se cuenta con las herramientas adecuadas.

Las mejores parejas son aquellas que, como los buenos vinos, van mejorando con los años. Estas parejas, cuando termina la emoción del enamoramiento, consolidan su amor con la confianza, el respeto, el apoyo, la lealtad y el cariño mutuos y, desde luego, trabajan para que la chispa continúe más allá de las etapas iniciales.

Y no se trata de parejas de otro mundo, simplemente tienen algunos secretos que hoy te vamos a revelar. Estas son diez cosas que puedes hacer para que tu relación sea realmente genial:

  1. Ten una actitud positiva frente a la vida

Todos quieren estar rodeados por gente alegre que aprovecha el momento y toma lo mejor de todo.

Una insatisfacción constante con la vida, quejas y regaños atrae emociones negativas que crean un estado anímico terrible y, de forma implícita, construye malas relaciones entre las personas.

Tener y mantener una actitud positiva frente a la vida hace de ti una pareja más atractiva y, a la vez, te hace una persona más feliz en general.

  1. Ámate a ti mismo

Tu pareja no quiere ser el objetivo de tus sacrificios. Quiere que estés feliz a su lado tanto como quiere sentirse bien contigo.

Ambos necesitan estar contentos y satisfechos con sus propias individualidades para poder proyectar las mismas emociones en su relación. Y, lo más importante, debes preservar tu propia personalidad por encima de las cosas que estés haciendo para complacer a otra persona.

Por ejemplo, está bien ponerse de vez en cuando un atuendo que le guste a tu pareja, pero cambiar tu estilo y guardarropas por completo (solo porque tu pareja tiene otros gustos) sería perjudicial para ambos.

El secreto para alimentar el interés constante en tu relación es este: preservar tu propio “yo” y al mismo tiempo compartirlo con otra persona.

Ambos deben hacer cosas que disfruten por separado (que cada quien practique su hobby, vea a sus amigos, continúe con sus estudios), deben esforzarse por seguir siendo las divertidas y maravillosas personas que eran cuando se conocieron, y continuar buscando ser mejor cada día.

  1. Presta atención a los deseos y necesidades de tu pareja

Hombres y mujeres son diferentes y comparten perspectivas diferentes acerca de una relación y qué es lo que los hace felices en la vida. Controlar e intentar cambiar a tu pareja para que le gusten las mismas cosas que a ti; tomar acciones y reaccionar como te parezca justo es el mayor disgusto instantáneo para tu pareja y, de paso, a ti te frustra extremadamente.

Tienes que aceptar que tu pareja no es tu reflejo ni tampoco tu propiedad. Es natural que tu media naranja quiera otras cosas y tenga diferentes necesidades a las tuyas. ¿Puedes aceptarlo? ¿Puedes cumplir con algunas? Si es así, actúa apropiadamente. Si no es así, sé honesto y observa cómo evoluciona tu relación a partir de ese punto.

  1. Muestra admiración y gratitud

Si estás en una relación con alguien, no hace falta decir que lo aprecias por ciertas cualidades, por como te trata, como te hace sentir, etc.

La clave es recordarle a tu pareja constantemente cuánto admiras las cosas que hace por ti y cómo te hace sentir.

  1. Ten cuidado con las palabras

Una palabra hiere más profundamente que una espada. No solo es un dicho, es una verdad universal.

No puedes retirar una ofensa, una humillación, una mentira o cualquier abuso verbal. No importa cuántas disculpas pidas después de que pase la tormenta. Irreversiblemente se quedará en la mente de tu pareja o dejará una “cicatriz” en sus sentimientos y opiniones acerca de ti.

  1. Muestra respeto

Cualquier tipo de relación saludable debe estar construida a partir del respeto mutuo.

El respeto muestra que tienes sentido común y valoras a la persona por lo que es y por sus convicciones. Por eso, debes respetarlo verbalmente (mira el punto 5), debes respetar sus opiniones y decisiones cada vez que no estés de acuerdo con ellas, debes respetar a sus amigos y familia, incluso si a veces es solo porque “vienen incluidos con el paquete”.

  1. Sé empático

Todos pasamos por períodos estresantes, tenemos malos días, momentos de pereza y nos vemos afectados por varios factores que alteran nuestro estado anímico y autoestima. Tener a tu lado a alguien más que acentúe su horrible estado anímico en lugar de aminorarlo, es aún peor.

Así que intenta animar a tu media naranja cuando esté decaída, acepta que tu pareja puede estar triste por algo que no te afecta a ti (y al revés), muéstrale compasión. Ten en cuenta que de vez en cuando todos necesitamos un poco de tiempo a solas.

  1. Crea recuerdos con tu pareja

Nada crea un vínculo más fuerte entre dos personas que pasar por algunas experiencias felices, atrevidas y también no tan agradables juntas. Proponle a tu pareja viajar, tomar algunas clases (baile/música), hacer lo que sea que encuentren emocionante y divertido (buceo, ir a acampar, participar en un concurso) juntos.

Toma muchas fotos y consigue recuerdos para reforzar los buenos momentos. Recuerda esa felicidad cuando las cosas se vuelvan tediosas.

  1. Combate la rutina

A veces la vida parece ser demasiado exigente y agotadora para encontrar tiempo, paciencia y ganas de combatir la rutina diaria. Sin embargo, como ya se ha mencionado previamente, las memorias son la herramienta que vuelve la conexión con tu pareja más profunda e importante. Estar sentados en frente de la TV toda la tarde y pedir comida a domicilio cada día no es una experiencia emocionante.

Necesitas invertir recursos personales y externos para darle calidad y diversidad tanto a tu vida como a tu relación.

Haz un esfuerzo para sorprender a tu pareja con algo pequeño pero hazlo constantemente. Intenta incorporar alguna novedad a tu relación tan seguido como puedas.

  1. Condimenta tu vida amorosa

La rutina también desanima cuando se trata de los momentos más íntimos de la relación. Nuevamente, ser aventurero y estar dispuesto a probar cosas nuevas puede hacer una gran diferencia.

Necesitas buscar constantemente las maneras de resonar con los deseos y sentidos de tu pareja.

Intenta nuevas posiciones y/o locaciones, ansía el momento (demuéstralo a través de mensajes de texto, notas, llamadas telefónicas) y valora los juegos previos para llegar a un nivel emocional más profundo. Atrévete a sumergirte en las fantasías de tu pareja.

Necesitas encontrar constantemente nuevas maneras de apelar a los sentidos de tu pareja y sumergirte en sus deseos. Sé la persona que tu media naranja jamás quiera dejar.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para que tu relación vaya por buen camino. De cualquier forma, solamente ustedes como pareja saben las cosas que les funcionan y las que no, así que les animo a ser creativos y a luchar cada día por su amor.

Autor intelectual: Kyle C.