6 desconocidos conversaron en una habitación oscura. Cuando encienden la luz nadie cree lo que ven

0
376


Por culpa de los prejuicios, en bastantes ocasiones juzgamos a las personas sin siquiera conocerlas. Esto genera divisiones entre los seres humanos y puede llegar a provocar discriminación, racismo y clasismo. Es por ello que Coca-Cola en el Medio Oriente se propuso llevar a cabo un experimento para intentar romper con los prejuicios que se pone la gente al convivir.

El experimento consistió en sentar a 6 extraños en una sala oscura que estaba siendo videograbada con cámaras infrarrojas. Los participantes se iban presentando uno a uno y a continuación el resto comenzaba a describir cómo se los imaginaban físicamente. Luego, al encender la luz, todos quedaron sumamente sorprendidos: no podían creer lo que estaban viendo.

De acuerdo con la información de la campaña, 7 segundos es el tiempo que le toma a una persona armar un prejuicio sobre otra de acuerdo con su apariencia. El motivo del experimento fue la pregunta: ¿qué prejuicios nos formaríamos al contrario, si pudiéramos escuchar la descripción de una persona antes de verla?

Un hombre que dijo tener una banda de heavy metal, por ejemplo, fue descrito por el resto del grupo como alguien con pelo largo, tatuajes y piercings, pero se equivocaron, en realidad el tipo llevaba lentes y lucía con ropa casual.

1

Otro hombre dijo que le apasionaban los temas de psicología cognitiva y dijo haber dado charlas TED. Todos se imaginaron al típico nerd, pero nadie pensó que el tipo estaría lleno de tatuajes.

2

Uno más dijo estar muy interesado en la cultura árabe. El grupo inmediatamente imaginó que el hombre estaría vestido a la usanza musulmana, pero luego se llevarían una sorpresa.

3

Aquí puedes observar el video:


 

Así que ya lo sabes, no juzgues a nadie por su apariencia.

Autor intelectual: Álvaro Valenzuela