Este juez se negó a encarcelar a una chica de 15 años que apuñaló al tipo que la violó cuando niña

0
88

En Inglaterra, una chica de 15 años fue acusada de intento homicidio por haber apuñalado al hombre que la violaba cuando ella era apenas una pequeñita. El juez Jonathan Durham Hall, decidió no enviarla a la cárcel, pues dijo que “sería una desgracia” y, en vez de ello, se ofreció a pagar la multa judicial de la menor. La víctima apuñaló al pederasta de 56 años en el corazón en su propio domicilio.

Cuando el juez escuchó que este criminal había destruido la vida de la pequeña, se negó también a imponerle un recargo obligatorio cuando se presentó esta moción en el tribunal penal de Bradford.

“Si alguien trata de forzarte, la pagaré yo mismo… Sería una desgracia enviar a una sobreviviente como tú a prisión”. -El juez Durham durante el juicio.

La menor, que no puede ser nombrada por razones legales, se armó con un cuchillo y apuñaló a su torturador en el pecho rompiéndole una arteria principal luego de sentirse defraudada por el sistema judicial. El tipo al que acuchilló la había abusado sexualmente  cuando ella tenía ocho años y se salvó de ir a la cárcel. En su lugar el tipo cumplió con actos reparatorios a la comunidad.

Posteriormente al juicio, el hombre acosó a la chica haciendo que ella se sintiera aún más decepcionada de la justicia de su país.

Cuando la chica contaba con 14 años, en noviembre de 2015, se armó con un gran cuchillo de cocina y fue a la casa de quién había abusado de ella. La adolescente le dijo al hombre que lo iba a matar y frente a sus dos hijos le enterró el arma en el pecho. Por suerte para el tipo, los paramédicos le salvaron la vida.

La chica después de haber cometido su crimen volvió a su casa abrazó a su tía y le dijo: “Dile a mi mamá que la quiero mucho”. Luego fue a la comisaría local y se entregó a la policía confesando lo que había hecho. “He matado a alguien”, dijo.

La joven originalmente había sido acusada de intento de asesinato, pero se aceptó su declaración de culpabilidad y se le terminó acusando de causar lesiones corporales graves con intención. Su abogada dijo que la niña quedó “totalmente destruida” cuando su agresor no fue encarcelado por agredirla sexualmente e incitarla a participar en actividades sexuales. Incluso la chica tuvo que declarar en el juicio en su momento porque el tipo negó los delitos y después del caso se volvió paranoica al temer que “volviera a buscarla”.

Con el paso del tiempo la niña fue separada de la escuela por mal comportamiento. Ella temía que nunca conseguiría un marido y su vida se convirtió en una pesadilla. La corte la escuchó.

La sentencia para la chica fue reducida por el juez Durham Hall a dos años de rehabilitación para jóvenes con supervisión.

“Usted lo apuñaló en la región de su corazón. Gracias a Dios, que no lo mató… Fue salvado por la excelente intervención médica y se ha recuperado bien… ¿Por qué apuñaló a este hombre? Porque cuando tenía ocho años en 2009 cometió graves delitos sexuales en su contra. Los tribunales, en retrospectiva, lo trataron de manera un tanto indulgente pero las cosas han cambiado. Ahora hay castigos en casos de esta naturaleza, de acuerdo con las directrices”.

De acuerdo con el Daily Mail, la herida que la chica le hizo al pederasta le provocará dolores de por vida en el área del pecho. Quizá sea el estigma que tenga que cargar el criminal como castigo por sus abominables actos. Mientras tanto, la menor ya se encuentra en rehabilitación y espera ponerse en manos de un terapeuta que la ayude a superar este horrible trauma para que pueda hacer una vida normal, casarse y tener hijos como ella siempre quiso.

Y tú, ¿crees que estuvo bien que no encarcelaran a esta chica? ¿Por qué?

Compártenos tu opinión en Facebook.

Autor intelectual: Álvaro Valenzuela