10 cosas que las hermanas mayores NUNCA confesarán

0
457

Ser la hermana menor es algo difícil, pero ser la hermana mayor es todavía más complicado. Si eres la menor, es muy probable que constantemente te estén comparando y poniendo de ejemplo a tu hermana la mayor, y eso puede llegar a ser un fastidio. Pero cuando eres la mayor, cae sobre ti una responsabilidad muy grande, pues siempre tienes que ser un modelo a seguir para tus demás hermanos y por eso tus padres suelen ser un poco más estrictos y demandantes contigo. Ser la hermana mayor implica sentir una presión sobre los hombros todos los días, por eso aquí te traemos 10 cosas que las hermanas mayores nunca de los nuncas te confesarán a ti, la menor:

  1. Tus padres fueron más estrictos con ella que contigo

Pues, a final de cuentas, estaban aprendiendo a ser padres, así que creyeron que siendo más estrictos lograrían tener una hija más responsable. Contigo se relajaron más.

  1. Siempre le recordaron que ella era la mayor

Y por ello, ella se sintió con mayores responsabilidades, sobre todo hacia ti y hacia tus hermanos.

  1. Ha tratado de ser un buen ejemplo para ti

En la casa, en la escuela y en la calle, siempre ha querido ser un modelo de inspiración y motivo de orgullo para ti.

  1. En ocasiones le has provocado fuertes dolores de cabeza

Y no me refiero a la vez que agarraste su blusa sin pedírsela o cuando le rayaste su disco favorito, sino a esas ocasiones en que cometiste los mismos errores por no escuchar sus consejos.

  1. Hizo de intermediaria entre tus padres y tú para que no te castigaran

Y qué decir de aquellas veces en las que tuvo que hablar con tus padres para que no fueran tan duros contigo y te entendieran. La libraste varias ocasiones, ¿recuerdas?

  1. Cuando recién comenzaste a salir se preocupaba mucho

Y es que ella siempre ha temido que alguien te pudiera hacer daño.

  1. Algunas veces fue estricta contigo por tu bien

No es que a ella le encante asumir el rol de madre, pero sí tuvo que regañarte de vez en cuando para asegurarse de que te quedara claro que estabas cometieron un error.

  1. Siempre has podido contar con su ayuda

Y con su apoyo, eso es incondicional. ¿Te quieres escapar con el novio? Adelante, ella te cubre. ¿Te hacen falta algunos pesos para irte a divertir con las amigas? No te preocupes, ella te presta.

  1. Fue la única que te comprendió cuando cometiste errores

Ella te comprende y sabe que, como todo el mundo, tú también te equivocas. Incluso te perdonó y te apoyó cuando esos errores la lastimaron a ella directamente.

  1. También se llegó a sentir confundida

Debido a que no sólo debió asumir el rol de hermana, sino de profesora, protectora, amiga y hasta madre (cuando esta no estaba), en ocasiones era normal que se confundiera respecto a su lugar frente a ti.

Así que, si tú tienes una hermana mayor, valórala y ámala, ahora que sabes todo lo que ha hecho por ti. Recuerda que serán hermanas de por vida y se tendrán la una a la otra para siempre.

Autor intelectual: Jessica Balseca