Un león blanco y una tigresa blanca tuvieron bebés y son extremadamente lindos y únicos

0
454

En la naturaleza existe un fenómeno que se llama “híbrido”, que se da cuando dos especies diferentes se reproducen entre sí. ¿Y qué pasaría si cruzáramos a un león con una tigresa? Pues el resultado es un hermoso animal llamado ligre. Esta cruza ya se hizo en Rusia hace tiempo y los animales resultaron ser de aspecto gigantesco con rayas difusas como de tigre. Así como sucede con los leones, los machos suelen llevar melena, aunque sus patas y cola son más cortas, pese a que, en proporción, son más grandes en tamaño que sus padres.

Ahora bien, ¿qué pasaría si cruzáramos a un león blanco y a una tigresa blanca? Pues nada más y nada menos que 4 adorables y pequeños ligres, únicos en su especie. Ellos son los hijos de Marfil, un gran león blanco, y Saraswati, una tigresa blanca también. ¿Quieres conocer a estos adorables cachorritos? He aquí una foto de ellos:

1

Marfil y Saraswati se conocieron en T.I.G.E.R.S. (The Institute of Greatly Endangered and Rare Species), un santuario natural ubicado en Carolina del Sur, Estados Unidos. Allí se “enamoraron” y fruto de su amor nacieron estos cuatro pequeñines. Como ellos no hay otros en el planeta.

¿Quieres saber cómo se llaman? Apolo, Yeti, Odlin y Sampson.

2

¿No te parecen adorables? Pero espérate, pues se estima que crezcan bastante, ya que su tío Hércules llegó a pesar 450 kilos, siendo hasta el momento el felino más grande del planeta entero.

3

Yo simplemente me enamoré de estos cachorros y quiero uno para llevármelo a casa No, ya en serio, qué hermosos son, esperemos que los cuiden muy bien y que tengan una vida sana y feliz.

Autor intelectual: Catalina Vásquez