Personas albureras serían más inteligentes, según la ciencia

0
473

Si eres de los que te gusta hablar siempre con doble sentido y te has bromeado en más de una ocasión a tus amigos con un lenguaje en el que pareces decir una cosa pero en realidad dices otra, te tenemos una buena noticia, ¡podrías ser más inteligente que el promedio de las personas! Te han llamado lépero, grosero, incorrecto, etc., pero la verdad es que simple y sencillamente te gusta el viejo arte del albur. Pues resulta que, según un estudio, las personas albureras podrían ser muy inteligentes comparadas con las personas a las que no les gusta mucho el doble sentido.

El estudio, elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y publicado en la Revista de Sociología Aplicada, fue llevado a cabo en febrero de este año y constó de dos fases. En la primera, se hizo un concurso de albures en el que participaron 300 personas, las cuales se fueron enfrentando de dos en dos y a partir del criterio de varios jueces (reconocidos cómicos del medio del espectáculo) se deliberaba y se decidía quién había albureado mejor al otro, por lo que uno se eliminaba y el otro pasaba a la siguiente ronda. Así, por eliminatorias, hasta que solamente quedaron 50 personas. En la segunda fase, se tomó a las 50 personas vencedoras del concurso de albures y se tomaron 50 personas más que no estaban relacionadas con el mundo del albur. Se les aplicó a ambos grupos diversos test de inteligencia, agilidad mental y razonamiento verbal y sorprendentemente el grupo de albureros resultó con calificaciones de un 40% por encima del grupo que no estaba relacionado con los albures.

1

Octavio Eliud Espinoza Reyes, jefe del proyecto de investigación, dijo que “esto estaría sugiriendo que las personas que dominan el arte del albur poseerían capacidades especiales que los pondrían muy por encima del promedio en cuanto a inteligencia se refiere. Específicamente, los individuos albureros mostraron resultados sorprendentes en sus pruebas de agilidad mental y aptitud verbal, lo que prueba que el albur no sólo es una sarta de ocurrencias y ya, sino que se trata de verdaderas obras de ingenio y destreza verbal.

Jorge Ramírez Hernández, uno de los participantes, dijo que “el albur es verdaderamente un juego de inteligencia e ingenio. No es un estilo que sea fácil de manejar, en realidad tiene su chiste hacerlo. Yo en lo personal trato de no pensármela mucho. Voy sacando los albures conforme van viniendo a mi mente. Es como si mi cerebro ya estuviera configurado para alburear”.

Como dato cultural, se piensa que el albur nace entre las clases bajas de la sociedad mexicana a inicios del siglo XIX, pero muchos van más atrás y afirman que los inicios se dan con la conquista. Armando Jiménez, investigador del Centro de Estudios Culturales de la Ciudad de México, piensa que los indígenas tenían mucho resentimiento hacia los gachupines por haber matado a sus hermanos y a sus padres, haber violado a sus mujeres y haber reemplazado a sus dioses, pero que tenían que tragarse sus palabras de odio porque el gachupín tenía la pólvora y la espada. De modo que inventaron una forma disimulada de ofender al español: el doble sentido.

2

Verdad o no, lo cierto es que con el albur tenemos en México casi un segundo idioma, uno que no todos dominan, pero del que todos han oído hablar y, desde luego, del que más de alguno ha sido víctima.