¿Por qué solamente tenemos cinco dedos en cada mano y en cada pie?

0
776

Quizá en un momento de desquehacer, de ocio o probablemente de reflexión filosófica profunda, te hayas preguntado por qué tenemos cinco dedos en cada mano. Es una pregunta simple pero importante. Sí, ¿por qué no cuatro como los Simpson, o tres, o seis o siete o más? Pues la respuesta no vamos a encontrarla en razonamientos lógicos, sino en el proceso evolutivo de nuestra especie.

2

Y, antes que nada, hay que dejar claro que no solamente en nuestra especie. Los dedos de todos los primates son siempre cinco. Y no sólo eso. Si nos vamos más allá de las manos y de los pies y nos fijamos bien en las extremidades de otros animales, veremos que en ellos también se cumple la regla de las cinco prolongaciones. La pata del perro, de la rana, de la rata, del caimán, del rinoceronte, del elefante, el ala del murciélago, todos ellos cumplen con esta regla, y es que tanto mamíferos como pájaros, reptiles y anfibios pueden ser agrupados dentro de la familia de los tetrápodos, que es la categoría taxonómica que incluye a todos los animales vertebrados terrestres que poseen dos pares de extremidades y la mayoría de ellos tiene cinco terminaciones en cada una de ellas, no obstante, podemos encontrar algunos tetrápodos con menos terminaciones, es decir, menos dedos: por ejemplo, está el caballo, que tiene solamente un dedo, y algunos anfibios tienen solamente tres o cuatro dedos, pero estos son la excepción a la regla.

Al patrón de posesión de cinco dedos o terminaciones se le conoce como pentadactilia. Cuando alguien tiene más de cinco dedos, se dice que tiene la condición de polidactilia, una rara condición que suele observarse en algunos humanos con malformaciones. Hay pocos casos raros registrados de polidactilia en los que un sexto dedo es perfectamente funcional, de hecho, en uno de los casos médicos el paciente lograba tocar la guitarra y el piano cómodamente y con cierta habilidad.

Pero, ¿por qué tenemos sólo cinco dedos?

Se cree que hasta hace más de 340 millones de años, en el periodo Carbonífero inferior, había multitud de especies polidactilares, con 6, 7 y hasta 8 dedos, pero es muy probable que no estuvieran tan bien adaptadas al desplazamiento por suelo, por los árboles, ni a las actividades cotidianas, por lo que la evolución encontró que la cantidad ideal de dedos para ello serían definitivamente cinco.

1

En los humanos, los encargados de controlar la cantidad, el grosor, la forma, y la separación entre los dedos de las manos y los pies son los llamados genes Hox. Los genes Hox son una región del ADN que establecen la identidad de varios segmentos de nuestros cuerpos.

3

No existe un animal con seis dedos o más

En realidad, nunca vas a encontrar un animal que tenga seis terminaciones o dedos, o más. El caso de los osos panda es por demás curioso. El sexto dedo de ellos no es más que el hueso de la muñeca “remodelado” por la evolución para generar un falso dedo. Lo mismo sucede con los topos. La realidad es que la norma es tener cinco dedos o menos.