12 sabios apuntes de niños que nos hicieron reír a carcajadas

0
263

A veces, en su inocencia, los niños nos dan grandes lecciones de sabiduría que a la vez nos sacan una carcajada por la dosis de humor involuntario que son capaces de transmitir. Mis padres cuentan que yo así era cuando estaba pequeño, y esas anécdotas todavía salen a relucir en las reuniones familiares, en las que todos nos botamos de risa con las gracejadas que cometía de pequeño.

Por eso nos dimos a la tarea de recopilar algunas anécdotas de niños que les hicieron sabios apuntes a sus padres, quienes compartieron sus experiencias en Internet:

 

  • Mi hijo se durmió en el sillón y decidí llevarlo a la cama. Lo tomé con cuidado en mis brazos y dijo en medio del sueño:
    — Déjame donde estaba.

 

  • Estaba alistando a mi hijo para ir a pasear. Se estaba poniendo los zapatos y decidí ayudarlo para agilizar el proceso:
    — Dame un pie.
    Mi hijo levanta un pie y me parece que no es el que va con el zapato que tengo en mis manos. Le digo:
    — ¡Dame otro!
    Levanta otro pie. Me doy cuenta de que la primera vez él tenía razón y le digo nuevamente:
    — ¡Dame otro!
    Mi hijo asombrado mira alrededor, encoge los hombros y dice:
    — ¡Ya no tengo más pies!

 

  • Estamos revisando la audición de mi hijo. El doctor susurra:
    — Chocolate.
    Sebastián (3 años), responde susurrando:
    — No puedo, tengo alergia…

 

  • Pancho tiene 3 años. Su papá está fumando en el balcón. Panchito lo espera en la puerta. Enojado, con las cejas fruncidas. El papá entra a la casa:
    — ¿Qué sucede, hijo?
    — Papá, ¿fumar es malo?
    — Sí, hijito, es malo.
    — Papá, ¿tú fumas?
    — Sí, hijo.
    — Papá, ¿eres tonto?

 

  • Estábamos jugando un juego de roles. Lola tenía unos 2 años. La mamá (yo) jugaba el papel de cabra, Lola era una cabrita. De pronto entró a la habitación el papá, quien no sospechaba nada, y oyó la voz demandante de su hija:
    — ¡Cabrón! ¡Sírveme un vaso de jugo!
    Hubieras visto sus ojos…

 

  • — Papá, ¿crecerás aún más?
    — No, hijo.
    — ¿Y por qué comes entonces?

 

  • Una mamá observaba al hijo jugando afuera desde el balcón de su casa. De pronto le grita:
    — ¡Luis! ¡A casa!
    El niño levanta la cabeza y le grita en respuesta:
    — ¿Ya tengo frío?
    — ¡No! ¡Pero ya tienes hambre!

 

  • Mi hijo tenía alrededor de 6 años. Se quedó viendo la manicura de su maestra.
    — Oiga, maestra, qué uñas tan largas tiene…
    — Sí. ¿Te gustan?
    — ¡Mucho! Me imagino que son muy cómodas a la hora de trepar árboles.

 

  • Mi hija tiene 5 años. Regresó del kínder triste. Tuvo su primera lección de lectura. Y no le salió bien.
    — ¡Qué tonta soy! — le decía la niña a su reflejo en el espejo casi llorando.
    De pronto se calmó, se puso a pensar… y con un tono de voz perfectamente calmado dijo:
    — Pero muy bonita…

 

  • La mejor amiga de Carlos en el kínder es Celia. Su amistad se remonta al primer año en el kínder.
    Esta mañana intenté despertar a mi hijo. No reaccionaba. Le quité la manta y le hice cosquillas en un talón.
    En medio del sueño Carlos murmuró con una sonrisa:
    — ¡Ya, Celi!

 

  • Hoy en la tienda me estaban dando el cambio y se cayó un billete. Le dije a mi hijo:
    — Cariño, levántalo, por favor.
    Un hombre que seguía en la fila, levanta el billete y me lo pasa diciendo:
    — No soy cariño, pero…
    Mi hijo se indignó:
    — ¿Y para qué levantaste el billete entonces?

 

  • Vamos caminando mi hijo de nueve años y yo. Nos encontramos a una conocida:
    — Ya estás grande y aún tomas a tu mamá de la mano.
    Eric, mirándome a los ojos, dice en voz alta:
    — Mamá, ¡ella te envidia porque sus hijos ya crecieron! No te preocupes, también te daré un besito.

 

Comparte estos divertidos apuntes de niños con tus amig@s en Facebook.

También te puede interesar: 7 errores en la crianza que impiden a los niños llegar a ser exitosos

 

Artículo original: http://genial.guru/inspiracion-crianza/12-sabios-apuntes-de-ninos-que-nos-hicieron-reir-a-carcajadas-173455/