Tipos de personas que aparecen en los conciertos y merecen pena de muerte

0
183

Asistir a un concierto siempre es una gran experiencia, más cuando se trata de uno de tus artistas favoritos, bueno, sencillamente será una noche inolvidable. Prepararse para un concierto es todo un ritual: desde ponerse la playera con la imagen de tu banda hasta preparar las típicas mantas que suelen verse entre el público.

Pero no todo es color de rosa en estos eventos. Están aquellas personas odiosas que aparecen en los conciertos, que suelen molestar por X o Y razón y que desearíamos francamente que no existieran o de plano que alguien llegara y los colgara o los mandara a la silla eléctrica.

  1. Taxistas gandallas

No faltan los ruleteros que se aprovechan y ahí están afuera de los eventos, cazando pasajeros. Sí, es un servicio necesario, el problema está en que en esas ocasiones suelen tener tarifas bien pasadas de lanza, como si fuésemos a viajar a otra ciudad, y si no traemos coche pues muchas veces tenemos que aguantarnos y pagar. Gracias a Dios ya existe Uber.

  1. Pseudo fotógrafos (de iPhone)

No falta el típico asistente que se siente fotógrafo y se la pasa todo el concierto tomando imágenes y, peor, subiéndolas inmediatamente a su Facebook. Uno se pregunta si estos engendros en realidad le ponen atención al concierto o sólo van a presumir que asistieron.

  1. Acosadores

Si como mujer vas sola o con un grupo de chicas al concierto, olvídate, no faltarán los que se crean galanes y te quieran ligar. Lo peor no es eso, sino que además puede que te lleves uno que otro arrimón entre la agitación del concierto. ¡Horrible!

  1. Histéricos

Hay quienes suelen expresar su emoción por ver a su artista favorito de una manera desmesurada. ¿Cómo? Con gritos, gritos y más gritos que resultan bastante molestos para quien está cerca. Lo peor es que algunos hasta se desmayan… aunque, bueno, al menos así se callan.

  1. Torres humanas

No falta el que quiere tener mejor perspectiva del show y busca subirse a los hombros del amigo para ver mejor a su artista. Las reacciones, desde luego, no se hacen esperar, desde gritos (“¡no dejas ver, wey!”) hasta aventarles vasos con cerveza o ¡con orina!

  1. Malacopas o drogados

Tampoco falta el que se pasó de chelas o el que se metió alguna sustancia tóxica y ya anda todo drogado. Ya se andan cayendo y aventándote o hasta vomitando, lo cual resulta verdaderamente desagradable. Otros se ponen en tan mal plan que terminan bronqueándose con cualquiera.

  1. Revendedores

Se agotaron los boletos y, ni modo, a acudir con el revendedor. Lo malo es que estos tipos de veras que se pasan, pues a veces suben el precio hasta el doble o el triple de su valor original, y uno por desesperado termina comprándolos.

 

¿Cómo ves? ¿Verdad que estas personas resultan muy molestas en los conciertos?

Comparte con tus amigos este artículo, seguramente se sentirán identificados.

También te puede interesar: 15 Diferencias entre la gente exitosa y la gente fracasada