Sabios consejos psicológicos para aplicar en la vida diaria

0
408

 

La psicología es una disciplina muy compleja, que en palabras llanas puede definirse como el estudio de la conducta humana. ¡Y bien sabemos lo complicados que podemos llegar a ser los humanos!

Con todo y que estudiar la conducta del hombre ha sido una tarea difícil a lo largo de los siglos, hay diversos estudiosos de la materia que se esfuerzan por divulgar los conocimientos de esta disciplina para que la gente los tenga a la mano.

Como dice el psicólogo cognitivo conductual Roberto Eliseo Ramos:

“si el conocimiento científico, en este caso el psicológico, no se puede acercar a las personas de a pie, al ciudadano común, de nada sirve. No se trata de que se quede en las aulas, en discusiones que sólo los entendidos puedan comprender. Tampoco se trata de que sólo los que puedan pagar una terapia puedan acceder a los consejos psicológicos, sino que estos se divulguen para que todo aquel que quiera aprender pueda hacerlo”.

Es por ello que aquí te traemos 15 consejos útiles de psicología que seguramente te servirán en tu vida cotidiana:

  1. Cuando ríen varias personas en un grupo cada uno (por instinto) mira a la persona que le cae mejor; o a la persona que le gustaría que fuera más cercana a él/ella. Está atento, así averiguarás a quién le caes mejor.
  2. Si estás nervioso antes de un evento o situación importante, mastica goma de mascar. Así te será más fácil relajarte, porque por naturaleza, la ingesta de alimentos se asocia con la seguridad y la tranquilidad.
  3. Si alguien te grita, mantén la calma. Es posible que eso enfurezca aún más a tu interlocutor, pero después sentirá una fuerte sensación de culpa por su comportamiento.
  4. Si en determinada situación, la respuesta de tu interlocutor no te satisface o sientes que no es la respuesta completa, no preguntes de nuevo. Sencillamente míralo fijamente a los ojos, eso lo obligara a continuar la conversación y finalmente decir lo que no había dicho hasta ese momento
  5. No solo las emociones se ven reflejadas en las expresiones faciales, sino que también al contrario. Así que, si quieres sentirte feliz, sonríe lo más grande posible. Al final acabaras sonriendo sin tener que forzarlo.
  6. Dentro de lo posible, procura no empezar tus frases con “Yo creo que”, “Me parece”. Es evidente que si lo dices es porque así te parece, pero si lo pronuncias, puede mostrar algo de inseguridad en lo que dices
  7. Antes de reuniones importantes o entrevistas de trabajo, imagina que la persona que tendrás en frente es tu viejo amigo. Así, vas a sentirte más libre y vas a preocuparte menos.
  8. Si aprendes a expresar un poco más de alegría al encontrarte con alguien que no te cae tan bien, entonces con el paso del tiempo en realidad te vas a alegrar más de ver a esa persona
  9. Las personas tienden a ceder ante algo pequeño, si antes ya te han negado algo más grande.
    Por ejemplo:
    -Papá, cómprame un juguete costoso
    -No
    -Entonces déjame ir al parque
    -Está bien
  10. Los síntomas fisiológicos del estrés se parecen mucho a los síntomas de la emoción y la alegría: se hace difícil respirar, se aumenta el ritmo cardiaco, y etcétera. Si consigues ver determinada situación de estrés como un reto (positivo y que te alegra), el efecto negativo se reduce.
  11. Generalmente la gente no puede diferenciar la seguridad en sí mismo de si en realidad tienes idea de lo que estás haciendo. Tú muéstrate bien seguro, como si supieses la solución al problema, y la gente te seguirá
  12. Si debes trabajar con personas cada día, coloca un espejo detrás tuyo. Muchos de tus clientes se comportarán mejor y la razón es simple: Nadie quiere ver su propia cara de molestia y furia
  13. Si en una reunión esperas que alguien te critique o ataque de repente, intenta sentarte cerca de esa persona. En este caso lo más probable es que su posible reacción sea más suave, y no podrá hacerte el mismo show que hubiese podido crear si estuviese sentado a cierta distancia de ti.
  14. Es mejor tener una primera cita romántica en un lugar donde tú y tu nueva pareja estén rodeados de emociones positivas, así, automáticamente esas emociones estarán asociadas a tí.
  15. Cuando conozcas a alguien, intenta descubrir cuál es su color de ojos. El contacto visual aumenta las probabilidades de que haya química y simpatía entre esa persona y tú.