10 motivos convincentes para abrazar más seguido

0
174

 

¿A quién no le gusta recibir un abrazo? Abrazarse es muy rico, demuestra cariño, ternura y quizá es el símbolo más poderoso del afecto que siente una persona por otra. Es universal. No es tan íntimo como un beso, ni tan indiferente como un simple saludo.

El abrazo se da entre amigos, entre hermanos, entre padres e hijos, entre la pareja. Es más, ¿qué no daría yo, a estas horas de la noche que estoy elaborando este artículo, por un abrazo de mi novia, que ahorita debe estar dormidita en su cama?

Pero el poder de un abrazo va más allá de su capacidad de expresar afecto. También es de gran ayuda para nuestro bienestar emocional, psicológico y físico. Un abrazo aumenta la alegría y la salud del individuo.

Edward Chase, un reconocido psicólogo social, llegó a decir que, si en todo el mundo fuera una costumbre abrazarse en vez de estrecharse las manos para saludar, la violencia disminuiría drásticamente y se elevarían los niveles de armonía social.

El doctor Chase afirma que “casi todos desconocen el poder que tiene el abrazo en la vida cotidiana. Las personas funcionaríamos mejor si tan sólo abrazáramos más seguido o nos dejáramos abrazar. Un abrazo aumenta la liberación de los neurotransmisores asociados con el bienestar físico y la sociabilidad, lo que genera mayor felicidad y una mejor disposición para convivir con nuestros semejantes”.

Es por ello que ahora te traemos unas imágenes para recordarte lo bueno que es abrazar y ser abrazado.

LOS ABRAZOS:

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10