8 maneras de completar tu ‘look’ con una bufanda o pashmina

0
380

La bufanda es un accesorio de ropa que puede complementar nuestro look de muy diversas maneras, si es que lo sabemos portar bien.

Normalmente está confeccionado de forma larga y angosta, de manera que podemos amoldarlo de diversos modos.

Quizá, más que llamarlo un accesorio, deberíamos decir que se trata de una auténtica prenda de vestir, cuya longitud y acabado irán dependiendo de su confección.

Dicha prenda puede ser confeccionada de distintos materiales, a gusto del diseñador y según las diversas tendencias de la temporada, como pueden ser la lana, el algodón, polar, etc.

Desde luego, los diseños son tan variados como la imaginación y la creatividad del diseñador tengan por límite. Actualmente los puedes encontrar en casi todos los colores, y en patrones y figuras como cuadros, rayas, grecas, etc.

La palabra “bufanda” procede del francés bouffante que significa “aquello que se hincha o que se ahueca” y probablemente refiera a lo abombado que se ve en el cuello esta prenda.

Tradicionalmente, la bufanda se utiliza en tiempos de frío para calentar el área del cuello y la parte baja de la cabeza. Pero el hecho de que tenga una utilidad práctica no quiere decir que no pueda tener también un uso estético.

De hecho, en la alta moda se ha llegado a considerar el papel de la bufanda en las damas como similar al de la corbata en los caballeros.

A continuación, te presentamos ocho maneras básicas de atarte una bufanda o pashmina que le darán un gran estilo a tu look. ¡Seguramente serás la sensación por donde quiera que vayas!

 

  1. Al estilo europeo

1

  1. Suelta, alrededor del pecho

2

  1. Nudo italiano

3 

  1. Nudo francés

4 

  1. Trenza

5 

  1. Nudo oculto

6 

  1. Al estilo bohemio

7 

  1. Para pashmina o bufanda oversize

8 

Fotógrafo: Roman Zakharchenko.

Modelos: Leila Murugov y Anna Bazhenova.