Una vez más Keanu Reeves se vuelve viral con un poderoso mensaje a la humanidad

0
577

Sin duda es uno de los actores más exitosos de Hollywood. Lo conocemos por películas taquilleras como El abogado del diablo, Matrix, Constantine o La casa del lago, con sus estupendas actuaciones que realmente lo posicionan como un gran artista.

Uno pudiera pensar que la farándula es frívola, y más lo es Hollywood, y es verdad, pero dentro de esa frivolidad de pronto podemos encontrar mentes profundas que son capaces de reflexionar sobre los problemas que aquejan al mundo.

Así es Keanu Reeves, un actor que además de su trabajo en el cine nos ha sorprendido con poderosas reflexiones acerca del estado deplorable en el que se encuentra la civilización moderna.

Reeves comúnmente es descrito, por quienes lo conocen de cerca, como una persona sencilla pero muy inteligente, y además bastante sensible, y estamos seguros que estarás de acuerdo con dicha descripción al leer la siguiente reflexión que el propio Reeves ha compartido a sus seguidores:

Él ha dicho:

“Realmente no puedo y no quiero ser parte de una sociedad en donde el hombre viste a su mujer de manera vulgar con el fin de lucirla frente a los demás.

Donde no existen los conceptos de honor y dignidad, y nos aferramos a confiar en quienes pronuncian un “te lo prometo”, el que la mayoría de las veces ni siquiera se cumple.

Una sociedad en la que las mujeres toman la decisión de no tener hijos y los hombres de no formar una familia.

Un mundo en donde los perdedores se creen exitosos, tan sólo porque conducen el auto de su padre, y que ese padre, sólo por tener un poco de poder, intenta demostrarte que no vales nada.

A diario me pregunto qué pasa con esta sociedad, donde la gente dice creer en Dios con una copa de alcohol en sus manos, pero no entienden ni conocen su religión.

1

Una sociedad en donde el concepto de celos es considerado vergonzoso y la modestia es una desventaja. Una sociedad en donde el amor se va dejando de lado, pero aun así todos buscan tener a alguien al lado.

Un mundo en donde las personas reparan y adornan su auto, sin escatimar dinero ni tiempo, pero terminan viéndose tan pobres que solamente un coche costoso puede ocultarlo.

Donde los jóvenes derrochan el dinero de sus padres en clubes nocturnos, imitando sonidos primitivos, por los cuales las chicas se terminan enamorando de ellos.

Donde hace mucho tiempo que no hay diferencia alguna entre hombres y mujeres, y donde esto se llama libertad de elección… Pero a los que optan por un camino diferente, se les pone un estigma y son llamados déspotas retrasados.

Finalmente yo escogí mi camino, pero lamento no haber encontrado comprensión en aquellas personas que yo quería”.