15 señales que indican que ya dejaste de ser niño

0
288

Biológicamente, es relativamente fácil definir cuáles son las etapas por las que atraviesa una persona en su vida, desde la niñez hasta la vejez, por ciertas características fisiológicas que podemos encontrar en nuestro organismo.

Sin embargo, psicológicamente resulta un poco más complicado delimitar dónde comienza a convertirse uno en adulto, pues la adultez psicológica va relacionada con un aspecto que no siempre es fácil de definir: aquello que llamamos madurez.

Me refiero específicamente a la madurez emocional, pues, por ejemplo, un individuo puede alcanzar su madurez sexual a los 13 años, pero ser un inmaduro emocionalmente todavía a esa edad.

Muchas veces observamos el comportamiento y las actitudes de una persona y llegamos a decir: “Fulanito es alguien inmaduro”, pero, ¿qué es lo que hace que alguien sea considerado maduro?

¿Qué características definen a las personas que han alcanzado la madurez emocional?

Podríamos decir, por un lado, que la persona emocionalmente madura tiene una identidad bien desarrollada, es decir, sabe quién es y está en el camino de conocerse a sí mismo, un camino que, si bien no termina nunca, ya lleva un buen tramo recorrido.

Por otro lado, la persona emocionalmente madura tiene unos valores firmes que, si bien pueden haberle sido inculcados o puede haber escogido libremente, de cualquier forma los ha razonado y los ha aceptado voluntariamente.

Por último, la persona madura posee en buena medida una inteligencia emocional desarrollada, es decir, sabe distinguir entre emoción y razón y conoce el momento adecuado para cada una de ellas. Domina sus emociones, lo cual no significa que no se permita sentir, pero no deja que sus sentimientos se apoderen de él y lo hagan actuar por impulso.

Los siguientes puntos son 15 señales que, con una dosis de humor, nos indican, no sin un dejo de sabiduría, si ya dejamos de ser niños y nos convertimos en unos adultos en plenitud:

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14