12 ilustraciones que demuestran que los verdaderos placeres de la vida son gratuitos

0
225

Estoy convencido de que la vida es para disfrutarse, de que nuestro propósito existencial es gozar y que el universo tiene todo preparado para que podamos cumplir con ese objetivo.

La vida se vuelve desagradable cuando te complicas tu cotidianidad con tantos discursos sobre lo caro que resulta hacer esto o aquello, como si todo girara alrededor del dinero.

Es cierto que el dinero es importante para vivir, y que tenemos que procurarnos la manera de ganárnoslo para subsistir, pero no tenemos por qué centrar nuestra existencia alrededor de lo económico porque tarde o temprano esto se traduce en insatisfacción y frustración, ya que cada vez queremos más y más.

Desde hace algunos años me he dado cuenta que los verdaderos placeres de la vida son gratuitos. El amor, la amistad, una noche de plática amena con la familia, ¿cuánto cuestan? Nada.

En realidad, sólo cuestan el esfuerzo que muchas veces no queremos hacer, pero si nos damos un tiempo para contemplar, para respirar, para meditar, para sentir, nos daremos cuenta que ahí está la clave de la felicidad, en los pequeños detalles que, definitivamente, no cuestan dinero.

Aquí te traemos 12 ilustraciones que demuestran que los verdaderos placeres de la vida son gratuitos:

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12