7 tipos de jefes con los que no quieres trabajar

0
259

Si eres un godín sabrás que la vida de empleado puede volverse tan dificultosa dependiendo del tipo de jefe que tengas. Y la cosa es que sólo hay de dos sopas, o te aguantas y lo toleras o vas en búsqueda de otra opción que satisfaga tus necesidades económicas.

Claro, hay de todo, tanto jefes buena onda como jefes nefastos. Algunos de ellos son buenos en lo que hacen, mientras que otros no sabemos cómo es que llegaron a tener el puesto que ostentan.

Ahora te traemos 7 tipos de jefes con los que seguramente nunca querrías trabajar:

EL 24 X 7

Este jefe, literalmente, trabaja las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Y lo peor es que quiere que sus subordinados sean tan adictos al trabajo como él, por lo que es bastante exigente.

1

EL QUE TIENE PROBLEMAS DE IRA

Es el jefe al que todos tenemos. Regañón a más no poder, nos hace sudar frío cada que nos manda llamar a su oficina, pues no sabemos si el día de hoy vino de mal humor.

2

EL QUE SE CREE TU MEJOR AMIGO

Se cree buena onda contigo pero la verdad es que es muy enfadoso, pues ya estás harto de sus malos chistes y de que se la pase subiendo selfies de ustedes dos a su muro.

3

EL QUE VIVE EN UN INFIERNO

Este jefe dice no pertenecer a este tipo de empleo, se la pasa quejándose de todo, nada le parece, sufre como Precious y a veces hay que consolarlo un poco para que no se venga abajo.

4

EL QUE NUNCA TIENE IDEA DE NADA

Nadie sabe por qué rayos este jefe se ganó su puesto, pues es un completo imbécil. Si no fuera porque sus subordinados hacen todo el trabajo, la oficina colapsaría.

5

EL QUE TIENE JUNTAS SIEMPRE

A todas horas, por la mañana, en la tarde, en la noche, siempre está ocupado, no lo ves nunca, pues siempre se encuentra en una reunión. Por lo general, en esas reuniones nunca estás tú.

6

EL VIEJITO

Es el veterano de la empresa. Tiene mucha experiencia, pero también es un tanto creído por lo mismo y se cree con la autoridad de ningunearte, diciéndote que sólo él sabe cómo se hacen las cosas realmente.

7