Algunas excusas que pones para no hacer ejercicio

0
292

Todos sabemos que hacer ejercicio es algo saludable y que deberíamos practicarlo al menos una media hora al día. Los médicos recomiendan que, de perdida, se realice algo de trote tres veces por semana para tener en buen estado nuestro cuerpo.

Sin embargo, cuando estamos acostumbrados a una vida sedentaria, no es fácil hacernos a la idea de poner en acción nuestro cuerpo aletargado y muchas veces, en lugar de motivarnos y salir del sillón, nos ponemos mil pretextos para quedarnos viendo TV en vez de salir a mover nuestra floja humanidad.

Estas son algunas excusas que pones para no hacer ejercicio:

ASÍ ME HIZO DIOS

“Soy una persona rechonchita porque así lo quiso el creador, ¿quién soy yo para ir en contra de sus divinos designios”. ¡Cuál! ¡Puros pretextos!

1

COMO QUE ME TORCÍ ALGO EN LA MAÑANA

“Híjole, te lo juro que hoy estaba dispuesto a salir a correr, pero sentí un torzón y no me puedo arriesgar, ya sabes, no se vaya a complicar” Mmm, ajá.

2

UY, ES QUE HOY ES EL ESTRENO DEL CAPÍTULO DE LA NUEVA TEMPORADA DE…

Claro, porque aunque tu serie favorita sólo dure una hora y un día a la semana, los preparativos son tantos que terminas muy agotado como para salir a hacer algo de ejercicio.

3

¿POR QUÉ TODOS SON TAN SUPERFICIALES?

“A mí no me importa tanto mi aspecto físico, yo soy más de cultivar mi interior”. Ajá, pero sí que buscas a alguien del sexo opuesto que tenga un cuerpazo, ¿verdad?

DUDE, WHERE'S MY CAR, Ashton Kutcher, Seann William Scott, 2000. TM and Copyright © 20th Century Fox Film Corp. All rights reserved. Courtesy: Everett Collection. Original Filename: MSDDUWH_FE008_H.JPG

SI HAGO EJERCICIO EN LA MAÑANA, VOY A ESTAR CANSADO TODO EL DÍA

Pretexto inválido, porque la experiencia de todo aquel que se ejercita en las mañanas dice lo contrario, que el ejercicio te llena de energía para el resto del día.

5

NO ESTOY SOLTERO

Claro, como si casarse fuese un pretexto válido para descuidar tu figura.

6

MEJOR COMO MENOS Y NO HAGO

“Pero bueno, empiezo dieta la semana que entra”. …Y la semana que entra: “Está bien, mejor hago ejercicio, pero la semana que entra”. …Y la semana que entra: “Es que así me hizo Dios, que le vamos a hacer”.

7