4 Desayunos saludables y rápidos

4 Desayunos saludables y rápidos



0 422

 

El desayuno como sabemos es la comida más importante debido a que es la que debe contener la energía suficiente para que nuestro cuerpo pueda funcionar de manera adecuada durante todo el día. Te presentamos 5 desayunos rápidos, saludables y fáciles que te llenarán de energía y te mantendrán saludable.

Te recomiendo que utilices aceite en aerosol en lugar del liquido o la mantequila

1. Avena con fruta

Existen diferentes maneras de preparar avena, la que te mostramos en esta ocasión es la siguiente:

Antes de irte a dormir coloca avena en algún recipiente (de preferencia en el que vayas a desayunar al día siguiente), coloca agua o leche junto con la fruta de tu preferencia, además puedes agregarle un poco de chia o amaranto. Déjala reposando en la nevera durante toda la noche. Al día siguiente tu desayuno esta listo: sácalo de la nevera, agrega un poco de miel si así lo deseas y alguna semillas como almendras o nueces. Es un desayuno ideal para aquellas personas que no tienen mucho tiempo para prepararse el desayuno y para todas esas personas que están en la búsqueda de bajar algunos kilitos o simplemente mejorar su alimentación.

2. Hotcakes de avena y plátano 

¿Te gusta desayunar hotcakes? No dejes de hacerlo, solo cambia el modo de preparación y utiliza los siguientes ingredientes:

-Avena
-Plátano
-Arándanos o pasas
-Mantequilla o aceite en aerosol
-Stevia o el sustituto de tu preferencia

En una licuadora mezcla avena, plátano y un poco de agua o leche. Las cantidades dependerán de que tan espesa te gusta la mezcla. Ya que tengas lista la mezcla en algún sartén coloca un pequeño trozo de mantequilla o aceite en aerosol (de preferencia). Antes de comenzar a vaciar la mezcla en el sartén debes colocarle los arándanos o pasas, y ahora si comienza a vaciar porciones de la mezcla en el sartén y verás que se cocinas muy parecido a la mezcla original de los hotcakes.

3. Frijoles con chipotle y verdura 

Los frijoles deben ser de olla y no fritos. Pica verdura como jitomate, cebolla, cilantro, perejil, champiñones y todo los que se te ocurra. Toma un sartén y coloca un poco de aceite (recuerda verificar la cantidad de una porción en el empaque) y vacía la cebolla en primer lugar con un poco de ajo. Toma tu licuadora y vacía un poco de chipotle junto con un poco de leche o agua para que los trozos de chile se desbaraten y quede una mezcla homogénea. Coloca en el sartén los frijoles, los ingredientes que hayas picado y la mezcla que acabas de hacer; revuelve durante un rato para que los ingredientes se mezclen bien y listo.

4. Pan tostado con huevo y guacamole 

El guacamole solo llevará aguacates (obviamente), pimienta, sal y trocitos pequeños de cebolla (solo un poco).

Tritura un ajo y untalo en una o dos rebanas de pan y ponlos a dorar en algún sartén o comal por ambos lados. Mientras los panes se darán unta una porción de aceite, déjalo calentar por un lapso pequeño y vierte un huevo sin que la yema reviente, tápalo y deja que el mismo vapor se cocine un poco la yema (debes estar al pendiente para que la yema no se cocine totalmente).

Toma las rebanadas de pan ya tostadas, unta el guacamole que preparaste y coloca un huevo encima de él.