Palabras de Adolfo López Mateos que profetizaban que nuestros gobernantes venderían a nuestra patria

0
394

Si uno echa una mirada hacia atrás a la historia reciente de México, se dará cuenta que no hemos tenido presidentes muy dignos de ocupar esa silla que les ha quedado tan ancha y tan grande, pues no han sabido estar a la altura de las circunstancias políticas nacionales.

Sin embargo, pese a que muchos sean escépticos con respecto a la política, sí hemos tenido uno que otro buen político dentro de nuestra historia, y un buen ejemplo de un estadista entregado a su país y patriota es Adolfo López Mateos.

Él fue el quincuagésimo tercer presidente de nuestro país. Además de político, fue abogado, bibliotecario, orador, amante del boxeo y practicante de la caminata durante su juventud.

Es recordado por haber creado, durante su administración, el ISSSTE y el Museo Nacional de Antropología. Pero quizá su mayor logro, y por lo cual se le compara con Lázaro Cárdenas en cierto modo, fue haber nacionalizado la industria eléctrica. Por ello se le considera un gran patriota.

Esta es una carta que escribió para los mexicanos, y es bastante sorprendente, pues parece que ya auguraba que nuestros gobernantes iban a vender nuestros recursos y todos los problemas que hoy padecemos por la reforma energética y el entreguismo de nuestra clase política:

Carta de Adolfo López Mateos a la patria,

por si a alguien se le ocurría vender la nación

(27 de septiembre de 1960)

Palabras sabias y premonitorias, en el acto de la nacionalización de la Industria Eléctrica, el 27 de septiembre de 1960

Pueblo de México:

Les devuelvo la energía eléctrica, que es de la exclusiva propiedad de la Nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país, intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros.

Ni un paso atrás, fue la consigna de Don Lázaro Cárdenas del Río, al nacionalizar nuestro petróleo.

Hoy le tocó por fortuna a la energía eléctrica.

Pueblo de México, los dispenso de toda obediencia a sus futuros gobernantes que pretendan entregar nuestros recursos energéticos a intereses ajenos a la Nación que conformamos.

Una cosa obvia es que México requiere de varios años de evolución tecnológica y una eficiencia administrativa para lograr nuestra independencia energética; sería necio afirmar que México no requiere de la capacitación tecnológica en materia eléctrica y petrolera.

Pero para ello ningún extranjero necesita convertirse en accionista de las empresas públicas para apoyarnos.

“Solo un traidor entrega su país a los extranjeros; los mexicanos podemos hacer todo mejor que cualquier otro país”.

Cuando un gobernante extranjero me pregunta si hay posibilidad de entrar al negocio de los energéticos o a la electricidad, le respondo que apenas estamos independizándonos de las invasiones extrajeras que nos vaciaron el país.

Pero que en tanto los mexicanos sí queremos invertir en el petróleo americano o en su producción de energía eléctrica, por si quieren un socio extranjero.

En México la Constitución es muy clara:

Los recursos energéticos y los yacimientos petroleros son a perpetuidad propiedad única y exclusiva del pueblo mexicano.

El resto de las especulaciones al respecto son traición a la patria.

“Industrializar el país no implica una subasta pública de nuestros recursos naturales, ni la entrega indiscriminada del patrimonio de la patria”.

ADOLFO LÓPEZ MATEOS.

PRESIDENTE DE MEXICO 

1