10 reglas de oro para tener un matrimonio joven sólido y próspero

0
663

Cada vez más parejas jóvenes deciden casarse, y esto no está bien ni mal, sino que todo depende de qué tan comprometidos estén y dispuestos a salir adelante.

Así que aquí te damos 10 reglas de oro para que tu matrimonio joven sea sólido y próspero siempre:

RESPETARAS A TU CÓNYUGE COMO A TI MISMO

El respeto a tu pareja es vital, pero no menos importante es respetarte a ti mismo, pues esa es la base de un matrimonio amoroso y comprensivo.

MOSTRARÁS AMOR

No, no sólo se trata de sentirlo. Claro, es básico amar para tener un matrimonio, pero también hay que demostrarlo con nuestras acciones y palabras.

TE COMUNICARÁS

La comunicación es la base de un matrimonio feliz, pues no hay problema que no se solucione hablándolo y llegando a acuerdos.

PERDONARÁS

Tienes que tener en mente que todos cometemos errores, incluso tú, por lo que, si esperas que algún día te perdonen una falta, debes ser capaz de perdonarla también.

SERÁS AMABLE

El trato cordial debe ser cosa de todos los días. La indiferencia va colmando de desazón el matrimonio y poco a poco va resquebrajando el amor.

AGRADECERÁS

Y no me refiero a un favor que te haya hecho tu pareja solamente, sino también al simple hecho de despertar un día más a su lado. Decírselo te ganará su amor día con día.

1

SERÁS FIEL

Uno pensaría que esto es obvio, pero con tanta abundancia de engaños, parece preciso hacer hincapié en este punto. Fidelidad y honestidad ante todo.

ENCONTRARÁS EL EQUILIBRIO

Aquí nos referimos a que la vida de ambos no tiene que girar en torno al matrimonio. Cada quién debe tener su espacio también, sus amistades, su soledad, sus actividades por separado. No se asfixien uno al otro.

NO MENTIRÁS

La sinceridad y honestidad tienen que prevalecer en una relación, porque si ésta está hecha con base en mentiras, pronto se tambaleará y caerá por su propio peso.

TOMARÁN DECISIONES JUNTOS

La unilateralidad es lo que hace que se pierda toda la armonía en una pareja. Un matrimonio es de dos, y las opiniones de ambos tienen el mismo peso, que no se les olvide.