Chistes por el día del odontólogo. ¡Felicidades a nuestros temidos dentistas!

0
610

Es, sin duda, una de las profesiones más difíciles que existen. Se trata de los odontólogos, nuestros amigos los dentistas, quienes están ahí siempre dispuestos a ayudarnos a tener una boca sana y una sonrisa bella y saludable.

Y, aunque son personas con una vocación muy noble y bastante serviciales, la mayoría de las personas les tenemos un pavor horrible, y es que, ¿quién goza yendo al dentista? Yo creo que nadie, pues desde niños le tenemos miedo.

Sin embargo, en buena medida los dentistas existen por nuestra culpa, porque nosotros descuidamos la salud de nuestra dentadura, evitando un correcto cepillado y el uso de hilo dental.

Ellos siempre nos regañan porque andamos acudiendo a su consultorio cuando ya es demasiado tarde, y entonces nos tienen que hacer tratamientos que en ocasiones pueden resultar dolorosos.

Afortunadamente, la tecnología en materia de salud dental ha avanzado mucho y ahora la mayoría de los tratamientos se hacen sin dolor, como las extracciones tan temidas. Así que, si tienes un problema dental, no te la pienses dos veces y acude con tu dentista.

1

Este 9 de febrero se celebra el día del odontólogo, así que nosotros lo celebramos con algunos chistes sobre dentistas. Esperamos que rías como nosotros lo hicimos:

1

El dentista le explica al hombre que debía extraerle la muela para lo que lo iba a anestesiar, comienza a preparar la jeringa cuando el hombre lo interrumpe:
—Nada de agujas, yo tengo pánico a las agujas…
—Bueno, dice el dentista, vamos a anestesiar con un poco de gas…
—No doctor…no soporto tener la máscara de gas en la cara…
El dentista trae una pastilla y se la da al paciente, que se la toma sin protestar
—Con las pastillas no hay problemas…¿que es lo que acabo de tomar?
—Viagra… -dice el dentista.
—¿Viagra?… ¿para qué me dio Viagra?
—Para que tenga de donde agarrarse mientras le saco la muela sin anestesia

2

El dentista le dice al paciente:
—¡Joder! Tiene usted la carie más grande que he visto en mi vida, la carie más grande que he visto en mi vida, la carie más grande que he visto en mi vida.
—Bueno, bueno, no tiene por qué repetirlo tanto.
—No lo he repetido, ¡Es el eco!

3

Una mujer y su esposo tuvieron que interrumpir sus vacaciones para acudir al dentista.
—Necesito una extracción, pero sin anestesia porque llevo mucha prisa, anunció la dama.
Extraiga la muela lo más rápido posible para que podamos irnos pronto.
Muy impresionado el dentista exclamó:
—¡Qué valiente es usted, señora! ¿Cuál es la pieza?
La mujer se volvió a su marido y le dijo:
—Muéstrale la muela, cariño.

4

Un dentista, después de completar el trabajo en un paciente, vino a le dice al paciente:

—¿Podrías por favor ayudarme? ¿Podrías por favor dar tu grito más fuerte y doloroso?
El paciente responde:

—¿Por qué?, No me dolió tanto esta vez.
El dentista agrega:

—Hay tanta gente en la sala de espera en este momento ahora y no me quiero perder el juego de fútbol de la 4.

5

¿Qué premio recibe el dentista del año?
Una pequeña placa.

6

Un señor va al dentista pues tenía los dientes muy amarillos. Llega donde el dentista y le dice:
—Doctor, tengo los dientes amarillos, ¿Qué me recomienda?
El doctor responde:

—Corbata marrón.