Authors Posts by Víctor Martínez

Víctor Martínez

447 POSTS 0 COMMENTS

0 1573

 

Los test se hicieron con varias finalidades. Una de sus principales funciones es indagar sobre nuestra personalidad, por lo que le sirve a los psicólogos y estudiosos de la personalidad para saber más sobre nuestra conducta y modo de ser.

Por otro lado, también fueron hechos para divertirse. Muchos de los test que te hemos compartido han sido diseñados para que te la pases bien, para que tengas un buen rato y los compartas con tus amistades o con tu pareja.

Pero hay test que, en realidad, en serio, parece que fueron hechos por brujos y que alguna clase de hechizo deben tener por lo acertados que son.

Ese es el caso del siguiente test que te vamos a presentar, el cual consta de sólo 5 preguntas, a través de las cuales adivinará tu edad.

La verdad, yo todavía estoy sorprendido con el resultado. ¡Me adivinó en serio!

Y no, no es el típico test tramposo de hacer operaciones matemáticas para luego terminar restando el número de tu edad y que lo engañoso del procedimiento dé lógicamente tu edad.

No, son preguntas sobre tus gustos y preferencias. En verdad que no lo vas a creer.

Así que, sin más preámbulos, aquí te dejamos el juego:

 

0 712

Sé que muchas de las personas que suelen leer esta página son jóvenes, pero cada vez más hay matrimonios de edades tempranas que suelen tener hijos, por eso es que me atreví a compartirles esta poderosa reflexión que me encontré.

Es una pequeña historia acerca de un niño que le hace una petición muy importante a su padre. El final no te lo esperas. La verdad es que a mí me dejó muy emocionado.

Al leer esta historia, me quedé pensando si en verdad he valorado a mis hijos como ellos me valoran a mí. Porque, aunque no nos demos cuenta, su amor es incondicional, y esas tiernas criaturitas nos piden tan poco y nos dan tanto, que a veces llegamos a sentirnos culpables.

Nadie nos enseña a ser padres, eso es cierto, es algo que se aprende con la práctica, y cada día de paternidad es una lección que se suma a nuestra experiencia. Está bien equivocarse y cometer errores, no hay que reprochárselo.

Lo que sí está mal es no tener el propósito de enmendar y mejorar cada día para convertirnos en los padres que nuestros hijos requieren.

Si tú tienes un hijo, o dos, o los que fueren, ámalos, hazlo con todo tu corazón, porque un día ya no serán tus pequeñines y quizá añores los tiempos en que podías jugar con ellos y compartir con su ternura e inocencia.

Aquí te comparto, pues, esta historia, que estoy completamente seguro que te hará reflexionar:

Papá, ¿cuánto ganas?

La noche había caído ya. Sin embargo, un pequeño hacía grandes esfuerzos por no quedarse dormido; el motivo bien valía la pena: estaba esperando a su papá.

Los traviesos ojos iban cayendo pesadamente, cuando se abrió la puerta; el niño se incorporó como impulsado por un resorte, y soltó la pregunta que lo tenía tan inquieto:

-Papi, ¿cuánto ganas por hora? –dijo con ojos muy abiertos.

El padre, molesto y cansado, fue tajante en su respuesta:

-Mira hijo, eso ni siquiera tu madre lo sabe, no me molestes y vuelve a dormir, que ya es muy tarde.

-Si papi, sólo dime, ¿cuánto te pagan por una hora de trabajo? –reiteró suplicante el niño.

Contrariado, el padre apenas abrió la boca para decir:

-Ochocientos pesos.

-Papi, ¿me podrías prestar cuatrocientos pesos? –preguntó el pequeño.

El padre se enfureció, tomó al pequeño del brazo y en tono brusco le dijo:

-Así es que para eso querías saber cuánto gano, ¿no? Vete a dormir y no sigas fastidiando, muchacho…

El niño se alejó tímidamente y el padre, al meditar lo sucedido, comenzó a sentirse culpable: “Tal vez necesita algo”, pensó, y queriendo descargar su conciencia se asomó al cuarto de su hijo y con voz suave le preguntó:

-¿Duermes hijo?

-Dime papi, respondió él entre sueños.

-Aquí tienes el dinero que me pediste.

-Gracias papi –susurró el niño mientras metía su manita debajo de la almohada, de donde sacó unos billetes arrugados-. ¡Ya completé! –gritó jubiloso-.

-Tengo, ochocientos pesos… ahora papá:

¿Me podrías vender una hora de tu tiempo?

 

0 868

La medicina es una de las disciplinas científicas que, en los últimos tiempos, ha avanzado a pasos agigantados, y que ha dado resultados sorprendentes en el tratamiento de enfermedades que anteriormente no tenían cura o que carecían de tratamiento.

Y, a la vez que las técnicas de cirugía y tratamientos invasivos han tenido sus adelantos, también lo ha tenido el campo de la farmacología, es decir, la producción de nuevos medicamentos para el control y, en algunos casos, cura total de enfermedades.

Cada año, las principales empresas farmacéuticas registran decenas de nuevos medicamentos para distintos males, lo que representa, desde luego, un jugoso negocio para ellas, que asciende a miles de millones de dólares.

Sin embargo, también es cierto que cada año estas empresas pierden cientos de patentes, por lo que es posible que, medicamentos que anteriormente costaban una fortuna debido a que sólo se encontraban en marca original, ahora sean más baratos ya que se puede acceder a ellos a través de marcas genéricas que cuentan con la misma fórmula y hacen el mismo efecto.

No obstante, aunque cada vez más haya novedades en medicamentos en el mercado disponibles para que el médico recete a sus pacientes, hay una lista de medicamentos que suelen ser los más prescritos, los más usuales, y esos son los que te presentamos a continuación.

La razón de que te los presentemos es para que conozcas sus contraindicaciones y precauciones, pero por ningún motivo te sugerimos que te automediques. Automedicarte puede suponer un gran riesgo para tu salud, ya que puedes exponerte a sustancias que probablemente no sean las adecuadas para el mal que tú tienes, y te enfrentes a efectos indeseados que pueden ir de leves hasta muy graves.

Aquí te dejamos, pues, estas infografías con la información de los medicamentos más usuales:

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

0 708

Jill Sharp era una chica que deseaba con toda su alma tener una pareja, y al parecer encontró a su alma gemela en un hombre maravilloso llamado Graham McQuet. Sin dudarlo, Jill comenzó una relación amorosa con su chico ideal… ¡sólo que él nunca lo supo!

Así es. La relación de Jill y Graham sólo era una realidad en la mente de Jill… y en Facebook. En la red social de la chica, ella editaba las fotografías de este individuo para que pareciera que estaban juntos y visitaban los mismos lugares.

A la vez, ella creó una cuenta de Twitter del hombre para que pareciera que él también compartía publicaciones relacionadas con Jill y su romance.

1

Graham, el chico en cuestión, tenía novia, pero ni él ni ella se dieron por enterados del asunto en un inicio.

Fueron cuatro años los que Jill continuó con esta farsa, e incluso llegó a presumirle a sus amigos que se iba a casar con el hombre, y que se sentía muy dichosa y afortunada de haber encontrado por fin a la pareja de sus sueños.

Sin embargo, uno de sus amigos contó lo siguiente: “sus publicaciones eran todas de champagne y flores y de cuán maravillosa era su vida con él, pero siempre que le preguntábamos cuándo lo conoceríamos, había una excusa. O se enfermaba, o había tenido un accidente”.

Las mentiras tarde o temprano son descubiertas y la de Jill no iba a ser la excepción. Marianne Stirling, la novia de Graham, se percató de que existía una cuenta de Twitter que supuestamente pertenecía a su chico, pero rápidamente vio que era falsa.

2

Entonces, la pareja decidió poner una denuncia por acoso y robo de identidad, lo cual está ya severamente penado. Así, Jill podría ir a prisión por su romance inventado.

“¿Aparentemente me iba a casar en junio? Es la primera vez que escucho esto. ¿Quién hace esto por cuatro años?”, comentó Graham, claramente sorprendido por las acciones de Jill, a quien podría salirle muy caro inventarse un novio por redes sociales.

 

0 469

El día de San Valentín ya se acerca y, como es costumbre, miles de parejas ya están planeando qué hacer para esa fecha tan especial, pues más que un pretexto para festejar la relación, para algunos es todo un ritual de celebración del amor.

Hay quienes dicen que el día de San Valentín es tan sólo un motivo para la explotación comercial y que fue creado por las grandes corporaciones para alentar el consumismo en la gente. Puede ser cierto, pero, por un lado, nadie te obliga a gastar de más.

A veces sólo hace falta un lindo detalle, y bien sabemos que los detalles que en verdad valen la pena son los que menos cuestan.

1

Sin embargo, no siempre las cosas son de color de rosa en este día. A veces, simplemente todo puede salir mal en San Valentín. Y aquí te traemos algunos ejemplos de lo peor que te puede pasar:

QUE TERMINEN TU PAREJA Y TÚ

Por muy cruel que parezca, muchas personas suelen poner fin a su relación acercándose esta fecha. Algunos son muy descarados y eligen este día en particular, a veces con la mejor intención de llevarse un bonito recuerdo de despedida, aunque la verdad suceda todo lo contrario.

QUE ESTÉS SOLTERO/A

Sí, la soltería se disfruta mucho, pero acercándose el día del amor, uno echa de menos tener con quién pasar un rato romántico, ¿a poco no?

QUE TUS PAPÁS NO TE DEN PERMISO DE SALIR

Si aún no has cumplido la mayoría de edad, puede que este día tengas la mala suerte de estar castigado y no puedas ver a tu chica para celebrar. ¡Lo peor que te puede pasar!

TE CANCELAN LA CITA DE ÚLTIMO MOMENTO

Ya lo tenías todo preparado, la reservación, la imagen del romanticismo en tu mente, pero, oh sorpresa, te marcan para cancelarte. ¡Lástima, Margarito!

QUE TE ENFERMES

Llevas esperando desde que inició el mes a que llegue este día para festejar y, oh, rayos, te pega un resfriado de los mil demonios que te tiene en cama sin poder levantarte. Festejo cancelado.

QUE TU PAREJA ESTÉ LEJOS

No hay nada peor que festejar a la distancia. Créanme, se siente bien gacho, sobre todo cuando te entran las ganas de, ya saben, sentirle más cerquita.

PROPUESTA DE MATRIMONIO FALLIDA

Esperaste a San Valentín para pedirle matrimonio y, oh, Dios, te dice que NO. No hay palabras que te consuelen.

EMBARAZO NO DESEADO

Todo fue perfecto, la noche de San Valentín más romántica de tu vida. Pero meses después, se enteran de que ella quedó embarazada. ¡Ouch! ¿Y ahora?

0 935

Una estadística del portal Second Love arrojó resultados muy interesantes en torno al tema de la infidelidad. Según sus cifras, el 57% de los encuestados han sido infieles, lo cual es una cifra impresionante, si nos ponemos a pensarlo.

Esto quiere decir que más de la mitad de la población podría ser infiel. Claro, no parece que haya tantos casos de infidelidad porque la mayoría no son descubiertos, pero cuando uno les pregunta en secreto y con la condición de que no se revelará su identidad, la mayoría de las personas confiesan y dicen: “sí, yo lo he sido, al menos una vez en la vida fui infiel”.

Ahora bien, hombres y mujeres tienen la misma capacidad para engañar, eso queda claro. Sin embargo, según la encuesta, son los hombres quienes, en mayor porcentaje, engañan, con un 67%, frente a un 33% de mujeres.

El caso que te vamos a presentar a continuación es el de una mujer, de nombre Melanie, que aparentemente, tenía una vida de ensueño. Se había casado con el hombre de su vida (o al menos eso creía ella), y tenía un matrimonio que, por fuera, lucía muy feliz.

Sin embargo, un día se dio cuenta que algo andaba mal. Su esposo se comportaba de manera extraña. Ya no era el mismo de antes. La intuición femenina es muy poderosa, y las pistas, además eran claras.

Así que no tardó en darse cuenta de la verdad evidente: su esposo la estaba engañando. Pero ella, con una actitud sosegada, estoica, y tomándolo con inteligencia y con la mejor de las actitudes, en vez de montar una escena dramática de celos, hizo algo que nadie se esperaba.

Publicó una carta en Facebook para la amante de su esposo. ¿Quieres leerla? Aquí está:

“Gracias Jennifer, por dejar mordidas en el pecho de mi esposo la noche anterior. ¡No, realmente, gracias! No tienes idea de la pesadilla de la que me salvaste a mí y a mis hijos. Para compensarte por tus servicios te ofrezco que te quedes a mi esposo; al aceptar tu premio sigue las siguientes reglas:

1.- Deberás ayudarle económicamente sí o sí. No tendrás opción, recuerda que tiene dos hijos (los que creo que no te importaron al meterte con él), por lo tanto, deberá dar una parte de su salario para apoyarlos como se merecen. También me dará pensión alimenticia a mí, pues me he dedicado al cuidado del que era nuestro hogar por los últimos 11 años. Lamento informarte que su dinero no será para ti.

2.- Vas a tener que comprarle ropa. Hoy cuando salió la regadera le vi tus pequeñas “mordiditas de amor”, con las que según tú marcaste tu territorio. No lo vas a creer, pero un monstruo acabó con toda su ropa y lo dejó sin nada, te va a llegar en pelotas. Si le vemos lo bueno a la situación, podrás vestirlo como gustes, será como si fuera un muñeco o una mascota, por lo que te recomiendo que no olvides la correa o podría escaparse.

3.- Cada tercer fin de semana deberás cedérselo a sus hijos. Así lo estipula la ley y por favor, ni te esfuerces en estar con ellos pues como él dijo delante de algunas personas que tú eras sólo una “tonta borracha” que conoció en un centro de rehabilitación, estás vetada de las visitas ya que temo por la seguridad de mis hijos. El juez está informado de todo, así que las visitas serán limitadas y supervisadas, ya que nadie sabe qué hacía en un centro de rehabilitación, más vale prevenir que lamentar.

4.- Tu intimidad no será envidiada. Sé que anoche estuvieron juntos, pero lamento informarte que desde que se lastimó la espalda su “amiguito” no ha funcionado adecuadamente. Lo siento por ti, gracias a Dios yo sí tuve lo mejor de su desempeño y lo que tú tendrás será nada en comparación… y tendrás que vivir con ello querida.

5.- No se aceptan devoluciones, ni se te ocurra regresármelo. Jamás lo aceptaré, nunca debió meterse contigo. La verdad creo que siempre fui mucho para él y dudo que puedas estar a la altura. Espero que eso no te haga sentir menos, sería una pena.

6.- Te va a culpar de todo, pero no te dejes. Es un cobarde que cuando lo confronté, lloró y me dijo que lo mordiste para que yo viera. ¡Muy bien! Así fue. Ya no importa, en su momento por el coraje le pegué en el ojo, tú también lo merecías, aunque sé que la violencia no es la solución. Como no quise escucharlo más, te va a culpar y espero que puedas superarlo.

7.- Una advertencia de amigas. Trataré de disponer lo más que pueda de su tiempo con pretextos tontos, todo con tal de molestarte. Esa será mi nueva actividad favorita, te voy a lastimar justo como tú lo hiciste con mis hijos. Te adelanto que él lo va a aceptar y hasta con una sonrisa en el rostro, recuerda que pasé con él 12 años y lo conozco mejor que tú. ¡Que Dios te bendiga, Jennifer! A ti, la tonta borracha del centro de rehabilitación que dejó mordidas en la espalda y pecho de mi esposo ayer, gracias por enseñarme que 11 años juntos y dos hijos no pudieron superarte. Te felicito por lo bien que te ganaste a este hombre y por haberlo hecho de una forma que todos conocerán y te celebrarán. ¡Te lo regalo! ¡Que lo disfrutes!”

 

 

0 544

En México parece que SÍ nos andamos con rodeos. Sobre todo cuando se trata de hablar de sexo. Somos uno de los países más picarescos, podríamos decir con certeza que la mexicana es una sociedad hipersexualizada, sin embargo, a la hora de hablar del tema, no somos nada directos, pues más bien nos gusta el doble sentido y la sugerencia sutil.

Quizá se trate de alguna razón que tenga que ver con ciertos tabúes enraizados en nuestra cultura, lo cierto es que los mexicanos somos dignos de estudio por parte de psicólogos, sociólogos y antropólogos con el objeto de nuestra conducta sexual.

El hecho es que, esta sutileza a la hora de tratar los temas sexuales, nos ha vuelto bastante ingeniosos, de manera que, cuando tenemos deseos de proponerle a nuestra pareja el acto sexual, se lo decimos tan disimuladamente que nunca mencionamos el acto en sí.

Y, dentro de este disimulo, se han creado frases bien conocidas para sugerirle a la pareja nuestros deseos sexuales. No obstante, hay algunos tan torpes que no cachan la indirecta, así que si alguien te han dicho alguna de las siguientes frases, es porque te está proponiendo algo serio.

1

Tú sabes si le entras o no.

He aquí las frases más usadas que los mexicanos usamos para decirle a nuestra pareja que queremos echar pasión, de forma disimulada:

  1. Vamos a ver una película en mi casa

 

  1. Oye, ayúdame a buscar algo en mi cuarto

 

  1. ¿Una tacita de café?

 

  1. No manches ya son las 12, ya no hay ni metro, mejor quédate

 

  1. Necesitamos tiempo de calidad sólo para nosotros

 

  1. ¿Me ayudas a decidir qué ponerme?

  1. ¿Me ayudas con mi compu? Creo que tiene un virus

 

  1. Sube tantito porque aún no estoy lista

 

  1. Vente y ya aquí decidimos qué onda

 

  1. Neta que aquí me trajo el Google Maps

 

  1. Vamos a hacer algo tranqui

 

  1. Dicen que en el bar de aquel hotel sirven ricos los mojitos

 

  1. Hay que bañarnos juntos para ahorrar agua

 

  1. ¿Ya viste qué bonito está el precipicio?

0 430

Hoy día ya no es ninguna novedad cuando te dicen que el mercado laboral está muy competido, y que estudiar una carrera y tener un título profesional no te garantiza para nada que vayas a conseguir un buen empleo.

Uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan las personas que buscan empleo es que los empleadores piden bastantes requisitos a la hora de contratar, por eso es que muchos candidatos no siempre dan el ancho y terminan fuera de lugar.

Además, está el tema del dinero. A todos, por obvias razones, nos interesa tener un empleo lo mejor pagado posible, pero tal parece que las mejores vacantes no están disponibles para nosotros y alguien más ya las ocupó.

Todo lo que tenemos a la mano son empleos muy mal pagados, con pésimos horarios y muy matados, lo que nos desanima demasiado.

1

Así que, si tú tienes la ventaja de tener un empleo y estás pensando en renunciar, primero analiza estos puntos:

REVISA TUS FINANZAS

Aquí lo más importante que tienes que analizar es la capacidad que tienes para resistir económicamente antes de encontrar tu siguiente empleo. ¿Cuentas con dinero suficiente para subsistir todo ese tiempo, el cual puede ser indeterminado?

ANALIZA TUS HERRAMIENTAS Y COMPETENCIAS

Ponte a pensar si lo que vales como trabajador será realmente valorado allá afuera más de lo que es valorado en donde estás actualmente. Si las ofertas son mejores, adelante. Pero si no ves claro, piénsalo dos veces antes de tomar una decisión precipitada.

QUÉ TAN DISPUESTO ESTÁS A CAMBIAR TU VIDA

Renunciar a un empleo no sólo significa abandonar un puesto de trabajo, sino dejar atrás un modo de vida que habías estado ocupando durante mucho tiempo. ¿Estás dispuesto a renunciar a todo eso también?

LAS OPCIONES QUE HAY Y LO QUE TE PIDEN

Lo mejor es buscar, desde antes, ofertas de trabajo, y fijarte bien qué herramientas y competencias te exigen para que así sepas si encajas en el perfil o si tienes que adquirir nuevas habilidades.

PIENSA OTRA VEZ SI ES REALMENTE LO QUE QUIERES

Por último, haz un verdadero ejercicio de reflexión: ¿en verdad me conviene, necesito y deseo abandonar este empleo? Sea cual sea tu decisión, aférrate a ella y no te arrepientas jamás.

0 914

La depresión es una de las enfermedades que más han calado hondo en nuestra sociedad contemporánea, sobre todo por el nivel de vida que se asocia con el ritmo actual. El estrés, las tensiones, los problemas cotidianos, hacen que las personas susceptibles tengan crisis sin poder evitarlo.

Confieso que yo soy una de esas personas que ha sufrido depresión en al menos dos ocasiones de mi vida. Y, contrario a lo que se piensa, no es algo que a uno le guste admitir.

Las personas juegan a decir que son “depresivas” cuando en realidad no tienen idea de lo que una depresión clínica significa.

1

En fin, muchos creen que, por nuestro estado de ánimo, las personas que padecemos depresión no tenemos la capacidad de amar. Pero sucede todo lo contrario. Lo sabemos hacer, y bien.

Así es como un depresivo te dice que te quiere y te ama:

A VECES NOS DESAPARECEMOS

Decirte esto es crucial para que entiendas que querer estar solos no significa que no queramos estar también contigo. Es sólo que a veces necesitamos nuestro espacio y no queremos agobiarte cuando tenemos nuestras crisis, por tu bien y por el nuestro.

NO SOMOS EGOÍSTAS

No es que seamos egoístas, pero sí hay una realidad: primero está nuestra salud mental y después nuestras relaciones sociales. Esto es porque no podemos relacionarnos bien si no estamos antes estables en cierto porcentaje.

NOS GUSTA ESCUCHAR

No siempre estamos pensando en nuestros problemas y centrados en nuestra depresión. También nos gusta saber de ti, y te podemos escuchar muy bien, así que ábrete sin miedo.

NOS GUSTA LLORAR CON ALGUIEN QUE NO SEA NUESTRA PAREJA

Si tienes un novio o novia con depresión, quizá sientas un poco de celos porque tu pareja tiene otro paño de lágrimas que no seas tú. Tómalo con calma, quizá es algo bueno, porque tu pareja reserva para ti los momentos buenos y no quiere agobiarte con sus malas rachas.

HAY OCASIONES QUE DE PLANO NO TENEMOS APETITO SEXUAL

Sé que esto es difícil de comprender, pero por nuestro estado, no siempre estaremos dispuest@s a tener relaciones sexuales. La depresión altera nuestro deseo sexual, es una cuestión integral y no tiene que ver con que ya no nos gustes o que ya no te deseemos.

 

0 723

No lo niego, tener novia es fabuloso. Cuando tuve mi primera novia, es decir, ese momento en que la chica que tanto me gustaba me dio el SÍ, me sentí el “king of the world”, todo un campeón por haber conseguido el amor de esa muchacha tan especial para mí.

Y claro, al principio pensé que todo iba a ir estupendo para siempre, pero con el paso del tiempo y con la experiencia te vas dando cuenta de que las chicas suelen ser un poco más complicadas de lo que nosotros mismos queremos ver, y quizá por eso sean más listas que los hombres.

Pero, a la vez que son más listas que uno, también se vuelve más difícil lidiar con ellas. Por ejemplo, salir con ellas a X lugar, digamos, al cine o a cenar. Nosotros pensamos en pasar un momento totalmente agradable y lo único que les pedimos es que estén a tiempo en la puerta para irnos a nuestro destino.

Pero, por alguna extraña razón, las chicas dominan el difícil arte de demorar demasiado en salir de la habitación arregladas.

La verdad, yo no sé qué tanto hacen ahí adentro, ¿por qué tardan tanto? Una vez se me ocurrió la estúpida teoría de que nos engañan y tienen sus romances con desconocidos que se meten por la ventana con la excusa de que se están arreglando, y mientras nosotros las esperamos en la sala, ellas nos ponen el cuerno.

Claro que es una tontería paranoica, pero es un ejemplo de hasta dónde puede jugar la mente cochambrosa de un novio desesperado porque su novia baje ya para irse.

1

En fin, aquí te presentamos algunas frases que seguramente escucharás si tú eres un novio que ha tenido que esperar a su novia alguna vez:

1.- Yo ya estoy lista

2.- Cuando quieras

3.- Estoy en 5 minutos

4.- Se me hizo un poquito tarde pero ya voy

5.- Perdón, dame 2 minutos más

6.- ¿Podemos pasar por una amiga?

7.- Si quieres mejor pasa, porque apenas me estoy peinando

8.- Sí, ya estaba lista pero me necesito peinar

9.- ¿Te molesta si me cambio?

10.- Ya estoy lista, solo tardo 10 min

11.- No me tardo

12.- Perdón, se me fue el tiempo pero ya estoy

13.- Te juro que voy saliendo

14.- No me tardé tanto ¿o sí?

15.- Eres un desesperado, ya estoy

16.- ¿Vamos con mis amigas?

17.- Mi papá te quiere conocer

18.- No tenga nada que ponerme

19.– ¿Me acompañas rápido a comprar ropa?

20.- Siempre que hablamos de esto te escapas

21.- ¿Qué va a pensar tu mamá de mí?

22.- Es mi amigo, obvio no quiere conmigo

23.- Si no quieres ir, mejor no vayas. Voy sola

24.- Te avisé que teníamos la fiesta desde hace un mes

25.- ¿Vas a manejar?

26.- Hace años no me llevas al cine

27.- ¿Cuándo fue la última vez que salimos nada más nosotros dos?

28.- Mejor ya no quiero ir.